domingo, 31 de enero de 2010

MENSAJE DE ASOLAPO DESDE EL CUSCO - POR LUZ SAMANEZ PAZ‏

.

MENSAJE DE ASOLAPO DESDE EL CUSCO


Desde esta sagrada i milenaria ciudad del CUSCO,
cuna del Imperio Incaico,
me dirijo a mis hermanos en la POESÍA,
para agradecerles por las expresiones de SOLIDARIDAD
que me han hecho llegar;
i por mi intermedio, a esta Urbe-Museo,
por los momentos de zozobra que vivimos
por las inundaciones, aludes i otras secuelas
originadas por las fuertes lluvias, determinadas
por las fuerzas desencadenadas de la naturaleza.

Al hacerles llegar mis agradecimientos,
les expreso que la fortaleza poética nos ayuda
a sobrellevar estos momentos difíciles.
Sabemos los poetas cusqueños,
que se trata de una dura prueba física,
pero el misticismo maravilloso de nuestros versos, nos reconfortan.
Gracias nuevamente hermanos en el arte. Que DIOS los bendiga.

I por lo mencionado,
permítanme hacerles llegar mi poema a mi Tierra,
que nace desde el fondo mismo de mi corazón:

CUSCO ciudad de piedra, pueblo de la ternura,
tu nombre lo escribe un vuelo tendido de cóndores.
La historia de tus Incas, está hecha de sol i de gloria.
Indefinida mezcla de mis años, cielos de mi infancia.
Al recordarte, tus paisajes acuden a mis ojos
i el agua de tu dulce Willkamayu, se hace música divina.
Siento galopar mi corazón, en las torres de tu Catedral.
Siento repicar mi alegría en tus callecitas,
arterias que nacen de tu corazón, donde Mama Killa,
desdobla matices de versos caídos del alma,
donde el dibujo de tus balcones tallados, sueñan
con la guitarra devota o las notas dolientes de una quena.
Calles del Cusco, donde tus indios corren desenvolviendo
tus danzas de colores, ciudad tallada de ternura.
Tu alma vuela como una Urpi i despierta tus mágicas leyendas.
Cusco, te llevo edificada en mi palabra, tierra andina,
tierra india como eres, de trenzas i chaquitaqllas...
Veo tus calles que nacen, desde las cuestas del cielo,
callecitas pintadas con el pincel de mis sueños.
Tus muros de piedra guardan toda la magia i el misterio,
de tu grandeza i de tu gloria.

LUZ SAMANEZ PAZ

Presidenta de ASOLAPO

Fuente:

Cusco Imperial / PERÚ

Machupicchu - Cusco / PERÚ

Entrada editada por Armando Alavardo Balarezo (Nalo)

.

.

sábado, 30 de enero de 2010

FEBRERO: LLUEVE A CÁNTAROS EN LA SERRANÍA - POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

.

INSTITUTO DEL LIBRO Y LA LECTURA, INLEC DEL PERÚ

y CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


FEBRERO: LLUEVE A CÁNTAROS EN LA SERRANÍA

PLAN LECTOR, PLIEGOS DE LECTURA


MOLINO DE PENCAS

Por: Danilo Sánchez Lihón


1. Febrero loco

Es invierno, pero ha salido el sol. Y los campos lucen verdecidos.

– Hijos, ¡vamos al río a lavar la ropa, aprovechando que ha salido el sol!

– ¿Y si con estas criaturas te coge la lluvia por el camino? –Se preocupa la abuela.

– Por eso, ¡vamos rápido, porque si no: hasta cuándo tendremos la ropa mojada! Y, ¿acaso va a secar con estos aguaceros? En cambio ahí, con este sol y con el viento la traeremos por lo menos oreada.

– ¡Vamos pues, mamá!

Son días que no se ha visto luz solar y ha llovido a cántaros.

Pero hoy ha salido el sol espléndido, por eso es bien cierto cuando los viejos dicen:

Enero poco, febrero loco y marzo borracho.

– Tú carga a la bebé, mamá. Nosotros llevamos la ropa y el resto de cosas.


2. Las flores estallan

Pensándolo bien, recién salimos al campo después de la Navidad en que subimos a las peñas a desprender “shayapes”.

El mundo ha cambiado. La tierra es otra.

Todo es un manto pleno de verdor. Hasta los mismos caminos son acequias por donde corre el agua cristalina. Y todo brota.

Crecen plantas donde antes eran lajas, cascajo y senderos resecos.

En los techos de tejas emergen yerbas y florece hasta a las paredes de adobe las bruñe y abrillanta el musgo que ha saltado de las piedras.

Las flores estallan por doquier, hasta en los abrojos, luciendo sus corolas y pétalos amarillos, rojos y azules.

Y en cualquier lugar, un charco translúcido refleja el perfil de los cerros abruptos:

– Alcánzame a la bebita, mamá. No te vayas a resbalar en esa poza.


3. Una rueda de luz

Pero ya estamos al pie de la carretera, desde donde el camino hasta el río es de bajada. El peligro es perder el equilibrio deslizándose en la hierba humedecida y rodando en el barro hasta dar contra las piedras.

A lo lejos, al fondo de la cañada ya se levanta tibia la neblina blanca.

– ¡Miren aquí, un molinito de pencas!

– ¡Qué bonito!

– Y ¿quién lo hizo, mamá?

– Algún niño curioso. Que tiene buen gusto y pulso firme. Que sabe cortar la penca, tiene proporción e ingenio.

– Mira, todo en él es perfecto.

El agua al hacerlo girar forma una rueda de luz. Un prisma que concentra los colores.

– Y miren aquí a un lado se forma el arco iris.


4. ¿Lo encontraremos al volver?

Nos quedamos extasiados.

– Y ¿cómo se hace, mamá?

– Como lo ves. Se corta la penca, por el centro. Del cogollo redondo se hacen los ejes. Puede ser uno o pueden ser varios. En este caso tiene dos, que se han acoplado. Ahí se prenden las aspas, hechas de hojas de penca que culminan en la espina que se introducen en el cono.

– ¿Es suave hundirlos?

– Ni muy suave que no resista, ni muy duro que sea difícil. Todo se lo sostiene a pequeños muros, hechos de barro y piedra donde los ejes giran. Una hoja hace de canaleta que proyecta el chorro de agua hacia las aspas, que dan vueltas en torno el eje. El caudal de agua tiene que caer exacto, conducido desde una boca toma que se hace cerca. Pero ya no nos demoremos más. Vamos pronto a lavar.

– Y ¿aquí se queda, mamá?

– Sí.

– ¿A quién pertenece?

– Al cielo, al agua, a la tierra.


5. El prodigio en el camino

– ¿Y lo encontraremos al volver?

– ¡Claro! Miren aquí está otra vez.

– Podemos llevarlo e instalarlo en el patio de la casa.

– No. Este es su lugar. Quien lo hizo lo ha dejado aquí. A nosotros no nos pertenece. ¿Cómo llevar algo que nadie nos lo ha dado?

– Pero, ¡aquí pueden pisarlo los jumentos o los caballos! O los toros que por aquí pasan

– Quizá. Pero es su destino, el ser libres y no tener dueños.

– Y, ¿hasta cuándo girará?

– Hasta que el agua disminuya.

– Y ¿si el agua aumenta?

– Puede ser arrastrado por la pendiente. Pero, si eso ocurre habrá hecho el prodigio de la luz, del arco iris, y de haber puesto una nota de encanto en el camino.


6. ¿No es así la poesía?

Y allí se quedó el molino de pencas, incólume e imborrable en el reino de mi infancia.

Una maravilla de artesanía, de perfección técnica, de ciencia de las manos. Y de ilusión del alma. De acompasar el agua, el viento, la naturaleza y el tiempo que fluye. De sincronizar el chorro que salta y las paletas que giran, como son los destinos humanos.

Lo curioso es que son maravillas artísticas y tecnológicas y del espíritu dejadas libres y al descubierto por donde la gente pasa. Hechas gratuitamente, sin cálculos de ganancia; sin costo, sin pensar en el usufructo ni en la rentabilidad.

¿No es así la poesía?

Porque se hace en los caminos, producto de la gracia y del asombro ante todo.

Y allí se quedan, solitarios, sin pensar siquiera en quién ha de venir a contemplarlos. Se quedan girando para siempre como los poemas y los cuentos. Y los sueños


7. Cara al sol

Conmueve más un molino de pencas en una acequia producto de una lluvia repentina.

Ni siquiera dentro de una casa, en un curso de agua estable, sino construido en una chorrera silvestre, ¡que solo dura el tiempo que una ladera demora en escurrir el agua que ha caído en su regazo!

Como a la poesía, el molino de pencas lo hacen los niños, la inocencia y la gracia. Y lo deshacen las mulas, o los burros. O los caballos o los toros que pasan. Las fuerzas ciegas, fatales e inconscientes.

El molino de pencas es mundo pequeño y mínimo, pero más que mundo de aldea es espacio íntimo, entrañable.

Orbe de cara al sol, no de refugio ni de escondite.

Es infinito hacia adentro.


8. Lo gozado como lo sufrido

Estarán girando sus aspas a estas horas, de este y otros molinos que los niños hacen de manera inatajable e imperecedera. Sin pensar en un interés particular ni mezquino.

Hechos ni siquiera para ser admirados, sino por el gusto de hacerlos, viviendo para el instante, para complacerse asimismo.

Recogiendo la lluvia o el agua de las cumbres de los cerros. Haciendo de la vida una armadura, un juguete un abalorio como homenaje a lo vasto, profundo y eterno.

¡Igual que la poesía!

Y, ¿qué otra cosa es una escultura, la música, la pintura o el arte en general? Encarnar lo más posible esa ilusión y proeza, cual es recoger en un molino de pencas el prodigio de la vida.

Es encarnar el signo de lo ignoto hecho tangible. Es recoger la lluvia como el agua de las nieves. El correr del tiempo: lo gozado como lo sufrido.


9. Damos vueltas y giramos

Es hacer que se quede para siempre, junto con la noche, la incógnita y el misterio de la vida.

Gira, cambia el curso del agua, se espolvorea. Se hace un arco iris. Como el arte, como el amor y como el destino.

El molino de pencas se hace por nada y se llena de todo, para uno mismo y para la humanidad que se detiene un instante a su orilla.

Y se hace de pencas que marcan un cerco, que unen y separan. Que crece a la vera del camino. ¿Quién más testigo que la penca?

Se llena de los demás, de Dios. Del dolor y de la escasa alegría.

Es la crónica de nuestra existencia. Quién puede dar testimonio de nuestros pasos, porque lo observa y lo graba todo.

El molino de pencas es un símbolo: Porque todos damos vueltas y giramos.


10. Hacia ti algún día

Da vueltas el mundo. Avanzamos de la niñez a la vejez, de la pobreza a la riqueza, del llanto a la risa, del amor al olvido.

Es la rueca, el uso, el trompo, lo que da vueltas. Es el río que regresa.

Es la rueda del destino, es la ruleta de la suerte. De aspas que unen y a la vez cortan, frente a las cuales solo cabe ser humildes, sinceros y auténticos.

Que nos hacen subir y bajar. Que, para corregir toda soberbia, nos hace estar abajo y en otro momento arriba.

El molino es la ley que rige nuestras vidas.

Es aquella rueda que nos hace girar por los cuatro vientos.

Te has quedado allí, insomne bajo el cielo de mi tierra, en el reino de mi infancia.

Volveré hacia ti, molinito de pencas, algún día.


Texto que puede ser reproducido citando autor y fuente

Teléfonos:

420-3343 y 420-3860


Revisar otros textos en el blog:

danilosanchezlihon.blogspot.com

Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Instituto del Libro y la Lectura: inlecperu@hotmail.com

viernes, 29 de enero de 2010

¿LOBO ESTÁS? - POR ARMANDO ALVARADO BALAREZO (NALO)

.

¿LOBO ESTÁS?

Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)

Hace unos años visité "Espejito del cielo" en la fiesta patronal. Fue la noche de la Salva, cuando parado de poncho y sombrero bajo un alero, escuché conversar a dos mujeres que se detuvieron en la esquina de mi cuadra.



Ambas estaban con abrigo y cubrían sus cabellos y rostro con un chal. Solamente los ojos se les veía. Acá el diálogo:

-¿Ves la casa que está iluminada?.

-Sí.

Recuerdo que a las 7 de la noche de un sábado de julio fui a prestarme un disfraz de Caperucita para una velada. Tenía 15 años, han pasado 25 y todo viene a mi mente como si fuera hoy.

-¿Qué pasó?, estás temblando...

-No me hagas caso, fueron cosas de chiquillos.

-Cuéntame, para que te sientas más tranquila.

-Tú sabes, en aquellos tiempos éramos inocentes.

-Sí, claro.

-Resulta que no encontré a mi amigo Cañita y mientras lo esperaba para que me preste el disfraz, me puse a jugar al lobo estás con los niños de su barrio...

-No te quedes callada, sigues temblando.

-Cómo se ha ido el tiempo amiga y ahora al pasar por esta esquina viene a mi mente lo que ocurrió. Tú sabes, retorno después de muchos años y los recuerdos llegan y me agobian.

-Anda, cuéntamelo todo y te sentirás mejor.

-Recuerdo que estaba buscando un escondite bajo un camión, cuando un niño abrió la puerta de la caseta y me pidió con señas que me esconda allí, acepté y nos quedamos agachados, escuchando los pasos del lobo.

-Mejor otro día te sigo contando, vamos a llegar tarde a la casa de la Estandarte.

-Sé lo que te digo, cuéntamelo o seguirás sufriendo.

-Bueno, pasaban los segundos y el estar tan pegaditos me puso nerviosa, sobre todo sabiendo que era un niño travieso que se paraba en la esquina de las raspadillas viendo pasar a las colegialas, cuando de un momento a otro sentí su aliento en mi boca y un no sé qué, hizo que lo besara...

La risa de ambas me causó gracia y no tuve más remedio que morderme los labios para no delatarme. Cerré los ojos y vi pasar por mi mente imágenes de mi infancia, mientras escuchaba:

-Entonces empezó a acariciarme y yo a él. No te imaginas lo que sentí, todo me dada vueltas. Luego de unos minutos me aparté como un resorte, quise abotonar mi blusa y mi falda, pero los botones se habían caído; felizmente me prestó su casaca, bajé de la caseta del camión y me fui. Desde aquel entonces, cada vez que lo veía me ponía roja. Pasó el tiempo y no lo volví a ver. Ahora solo me quedan su pequeña casaca y este recuerdo que me acompaña como una sombra...


.Chiquián
.

jueves, 28 de enero de 2010

LIBRO - CAJAMARCA: el sabor del mestizaje - De Marcela Olivas Weston

.

CAJAMARCA: El sabor del mestizaje

Libro de Marcela Olivas Weston

Lima.....:.... USMP, 2009. 230 p. a todo color
Edición: ....Universidad de San Martín de Porres, diciembre 2009

"La cocina cajamarquina es de leña, de humo, de lenta y
pacienzuda cocción, de cucharas de madera,
ollas de barro y ba
tán.
Vive en íntima relación
con los ciclos de producción agrícola y
con lo que se ha ido incorporando de otras zonas.
Hay que darse el tiempo para disfrutarla
en sus verdes campos y
bajo el azul de sus cielos."

Cajamarca / PERÚ - Nalo Alvarado Balarezo
.

miércoles, 27 de enero de 2010

COORDINADORA ANDINA DE ORGANIZACIONES INDÍGENAS - FORO PÚBLICO: EL BUEN VIVIR DESDE LA VISIÓN DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE LOS ANDES - 28 ENE 6 PM

.

COORDINADORA ANDINA DE ORGANIZACIONES INDÍGENAS – CAOI

Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia, Chile, Argentina


Foro Público

EL BUEN VIVIR DESDE LA VISIÓN

DE LOS PUEBLOS INDÍGENEAS DE LOS ANDES

Jueves 28 de enero de 2010 – 6 de la tarde

Auditorio Faustino Sánchez Carrión del Congreso de la República

Jr. Azángaro 468, Cercado de Lima


Convocatoria

La civilización occidental está en crisis. Los viejos paradigmas del Estado uninacional, el desarrollismo, el libre mercado, están colapsando, mientras nos conducen al borde del abismo provocando el calentamiento global que pone en riesgo todas las formas de vida en nuestro planeta.

Frente a esta crisis civilizatoria, los pueblos indígenas proponemos el Buen Vivir, en diálogo y armonía con la Madre Tierra, para equilibrar la naturaleza y la cultura, para conducir el comportamiento económico, para mantener el equilibrio entre la necesidad individual y social.

Para debatir y articular propuestas de políticas públicas que materialicen el Buen Vivir para nuestras sociedades, la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, CAOI, convoca al Foro Público El Buen Vivir desde la visión de los Pueblos Indígenas de los Andes, que se realizará el jueves 28 de enero a las seis de la tarde en el Auditorio Faustino Sánchez Carrión del Congreso de la República, ubicado en el Jr. Azángaro 468, Cercado de Lima (frente a la Iglesia San Pedro).

Expositores:

- Fernando Huanacuni – Bolivia

- Delfín Tenesaca, ECUARUNARI Ecuador

- Miguel Palacín Quispe, CAOI Peru

- Luís Macas – Kichwa del Ecuador, CONAIE Ecuador

- María Eugenia Choque – Bolivia

Invitamos a las organizaciones del movimiento social, organismos no gubernamentales, mujeres, intelectuales, jóvenes y público en general a participar de este debate y construcción de propuestas para que el Buen Vivir nos garantice un futuro para todas las formas de vida que alberga nuestra Pachamama.

Lima, enero de 2010.

Coordinación General CAOI

martes, 26 de enero de 2010

MISA DE AÑO: DILECTO CIUDADANO PABLO ALFONSO JARA DÍAZ - CONVENTO DE SANTO DOMINGO - DOMINGO 31 ENE 9 AM

.

.
Lima, 26 de enero de 2010
.
HOLA SHAY:
.
Los queridos familiares de nuestro paisano
PABLO ALFONSO JARA DÍAZ, nos invitan a la Misa de Honras que por el descanso eterno de su alma se oficiará, conmemorando el Primer Año de su encuentro con el Señor. Sus padres: Alfonso Jara Ocrospoma y Matilde Díaz Yábar, y hermanos, agradecen las muestras de solidaridad durante los funerales y acciones litúrgicas.


HORA Y FECHA:
.
9 de la mañana del domingo 31 de enero de 2010
.
LUGAR:
.
Altar Mayor del Convento de SANTO DOMINGO - Esquina del jirón Conde de Superunda con Cámana, a una cuadra de la Plaza Mayor de Lima.
.

Con mi mayor afecto,
..
Nalo
.
Cordillera Huayhuash
.

lunes, 25 de enero de 2010

FELIZ 25 ANIVERSARIO ASOCIACIÓN DE ESCRITORES Y POETAS DE ANCASH / PERÚ

.

.
FELIZ 25 ANIVERSARIO

ASOCIACIÓN DE ESCRITORES Y POETAS DE ANCASH

AEPA

.

XVI ENCUENTRO AEPA

"Julio César Pozo Cueva"

MARCA - 26, 27 y 28 SET 2008
.


.
XVII ENCUENTRO AEPA
.
"Alberto Carrillo Ramírez"
.
CENTENARIO DE LA MUERTE DE LUIS PARDO
.
CHIQUIÁN - 3, 4 y 5 ENE 2009
.

.
XVIII ENCUENTRO AEPA
.
"Santiago Antúnez de Mayolo y Eleazar Guzmán Barrón"
.
I ENCUENTRO DE INTEGRACIÓN CULTURAL:
.
ANCASH - HUANUCO - UCAYALI
.
HUARI - 15, 16 y 17 MAY 2009
.


.
XIX ENCUENTRO AEPA
.
"Jaime López Raygada y Oscar Colchado Lucio"
.
CASMA - 13, 14 y 15 AGO 2010
.

.
.
MENSAJE POR LAS BODAS DE PLATA DE AEPA
.

Amigos míos:
.
Estamos en un nuevo año y con una nueva denominación. Nosotros que abrazamos la cultura literaria, artística…, reafirmamos nuestra mística y amor por los valores culturales de nuestros pueblos; con nuestros ideales opuestos a la política de los que dirigen nuestra nación.
.
En este contexto celebramos las bodas de plata de la emblemática institución cultural de nuestra región. Por lo que reiteramos nuestra vocación unitaria para consolidar la vigencia institucional de la AEPA. Prestigiada por sus célebres personajes, sus asociados y amigos; con quienes hemos podido transitar por nuevos rumbos, para continuar desarrollando la cultura en el ámbito de nuestra región; cuya geografía, historia, tradiciones y costumbres; hacen que nuestras inspiraciones respecto a la identidad regional, se plasmen con sangre viva en el corazón de nuestros hermanos; que sufren, que se motivan con sus fiestas y siguen luchando para hacer realidad sus ideales.
.
Nosotros que somos parte de esta multicolor y pluricultural región; tomamos siempre el mejor concepto de identidad y nos nutrimos de los paisajes incomparables de nuestras raíces, para recrearla y elevarla en los ámbitos de la literatura.
.
Deseo en la distancia a todos los creadores de la belleza, los mejores augurios; a los integrantes de nuestra AEPA los invoco a seguir fortaleciéndola, reafirmando su unidad. Que estas bodas de plata, sea propicia para estrecharnos en un abrazo de hermandad…“la hipocresía de los hombres se siente en el abrazo”…Estoy seguro que en el abrazo fraterno y sincero no tiene espacio la hipocresía; porque nosotros sentimos esta frase célebre “Amamos a nuestra AEPA’’.
.
Mi compromiso y el de mi Junta Directiva, es hacer de la AEPA una institución consolidada; y trabajaremos de la mejor manera para realizar el próximo encuentro en la “tierra del eterno sol”, Casma; Estamos poniendo nuestros mejores esfuerzos, tal como ustedes se merecen y su organización no les satisficiera, tenemos la seguridad que sabrán comprender y disculparnos. Al fin y al cabo seguiremos siendo amigos dentro de la unidad institucional.

.
LUIS HUERTA LOMOTTE
.
Presidente AEPA
.
¡Feliz bodas de plata!
¡Viva la AEPA!
¡Viva la cultura Ancashina!
.
..
BODAS DE PLATA DE AEPA
.

UN MAGNO ANIVERSARIO DE TAN IMPORTANTE AGRUPACIÓN DE ESCRITORES Y POETAS DE ANCASH. ¡ALBRICIAS! DESDE ESTA PÁGINA ANCASHINA Y QUE CASMA 2010 REEDITE LOS CERCANOS ÉXITOS DE MARCA, CHIQUIÁN Y HUARI.
.
SALUDOS AEPA EN ESTAS BODAS DE PLATA CON UN AFECTUOSO ABRAZO.
.
ATTE.
.
ROSA TRINIDAD CARRILLO
.
MODERADORA FORO SESQUICENTENARIO CAJACAY
.
BODAS DE PLATA DE AEPA
.
.
Por: Juan Rodríguez Jara
.
A la sonrisa mañanera, del nevado Hualcán
E n Carhuaz acogedor, fuiste nacer un enero,
P ara reunir, a los muchos juglares ancashinos.
A ahora consolidas tus bases en la historia.
.
Rindo mi homenaje a todos los que tomaron un lápiz, para escoger las letras del abecedario, y cantar al nevado, a su distrito, a la piedra bajo las cruces, a sus apus solitarios, a la noche, a la pena, al dolor y a la vida.
.
Gracias a todos los que saben trasmitirnos todo lo que saben, gracias por el sacrificio que hacen para hacer llegar versos, cuentos, canciones, novelas y pinturas, para cautivar corazones y curar almas.
..
FELICIDADES EN LOS 25 AÑOS DE SU FUNDACIÓN
..

Hoy, lunes 25 de enero GRAN ENCUENTRO DE CONFRATERNIDAD AEPA. 6:30 p.m en el CLUB ANCASH.
.
.
GRACIAS AEPA:
.
A los pioneros y a los que siguen sus huellas...
.
Que DIOS los bendiga, hoy y siempre.
.
Nalo Alvarado Balarezo
.
.
.
Asociación de Escritores y poetas de Ancash - AEPA
.
Entrada editada por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)
.

domingo, 24 de enero de 2010

GRAN FIESTA CARNAVALESCA BOLOGNESINA CON CARLOS ORO - LOCAL DE LA ASOCIACIÓN REPRESENTATIVA HUASTA - DOMINGO 7 FEB 201O

.

GRAN FIESTA CARNAVALESCA BOLOGNESINA

DE CARLOS ORO

DOMINGO 7 FEB 2010 DESDE EL MEDIODÍA

ASOCIACIÓN REPRESENTATIVA HUASTA
.
Jr. San Fernando Nº 170 - Urb. Santa Luisa
.
Los Olivos / LIMA
.
(Altura del Km. 20.5 - Panamericana Norte)
.
Potajes chiquianos:

Pachamanca
Picante de cuy
Locro de cuy
Truchada

Programa artístico:

Desfile de 46 cantantes

Música:

Sonido Musical Huasta
Armonía Musical Huasta
Sensación Chiquián
Santa Cecilia de Catac

Comparsas:

Los Diablitos de Cuspón
Sorpresas

.
Un poco más sobre la fiesta, hacer clic:
.
.
Hacer clic para visualizar mejor la imagen
.
.Hhac

sábado, 23 de enero de 2010

UNA HERIDA LLAMADA HAITI - POR EFRAÍN VÁSQUEZ VERAMENDI

..


UNA HERIDA LLAMADA HAITI

Por: Efraín Vásquez Veramendi


Cómo duele esta herida…

abierta en el corazón de la conciencia

sangrante hasta el color de la indolencia

aguda como el dardo del desprecio.

…………………………………..

Ayer, su gente consumía pobreza

muy lejos aún de la esperanza viva

ausente hasta el confín la mano amiga

perdido el calor de la piel humana

el flaco flanco de su lado impío

jamás sació su desmedida ansia

jamás llenó su grueso intestino

no hubo maná, ni pan divino.

…………………………………..

¿Merecedores eran de este castigo?

por su desesperanza y su ahogado grito

por su matiz de piel o su labio henchido

desde el averno vino el designio…

pero así fue y los ojos del mundo

lloran conmigo este cataclismo

recién ahora se enteran que existes

con golpes de pecho llenos de cinismo.

…………………………………..

Haití, eres un esclavo moribundo

muy lejos del credo muy cerca del cielo

no temas te pido desde mi dolido pecho

estoy a tu lado, yo sollozo contigo

abrigaré pronto tu desamparo eterno

me sacaré la dermis para menguar tu frío

me morderé la lengua para que mi bocado

sea también tuyo desde el génesis nuevo.

…………………………………..

No estás solo desamparado pueblo

la furia omnipotente de la Madre Tierra

nos ha heredado tu descendencia

nos ha despertado del soez letargo

más temprano que tarde, hermano

tu gesto de sangre sonreirá de nuevo

guiando certero al bebé venidero

junto a tus playas regando el estero.

…………………………………..

Cómo duele esta herida…

abierta en el corazón de la conciencia.


Lima / PERÚ - ENE 2010

.

jueves, 21 de enero de 2010

OH YANTAY (ADAPTACIÓN DEL DRAMA OLLANTAY) POR PRIMERA VEZ EN NUEVA YORK - DEL 28 ENE AL 14 FEB 2010

.
.
Hacer clic en la imagen para apreciar mejor
.
¡OH! YANTAY (por primera vez en Nueva York), obra adaptada del drama OLLANTAY . Será representada, en inglés y castellano, por actores hispanos nacidos en USA. Próximamente en Lima.
.
Adaptación:
.
Walter Ventosilla
.
Traducción:
.
Gabriela Kohen
.
Actores:
.
Bill Blechingberg
Marisol Carrere
Ana María Estrada
Julio Granados
Gabriela Kohen
.
Música:
.
Carlos David Bernales
.
Teatro:
.
LaTea 107 Suffolk Street, 2nd Floor, NY
.
Información por cortesía de:
.
Walter Ventosilla
.

.
Dramaturgo Nacional
.

miércoles, 20 de enero de 2010

MITO DE CREACIÓN DE LIMA - POR DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

. .
.
INSTITUTO DEL LIBRO Y LA LECTURA,

INLEC DEL PERÚ Y CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


ENERO MES DE LIMA MÍTICA


PLAN LECTOR, PLIEGOS DE LECTURA


MITO DE CREACIÓN DE LIMA



Danilo Sánchez Lihón

1. Hijos de la tierra

Wiracocha, dios creador del universo, hacedor y ordenador del mundo, la vida y las cosas; deidad todopoderosa que tiende sus dominios por todos los ámbitos y confines; creó el cielo y la tierra, mandó al sol y a la luna ocupar su lugar y dispuso a las estrellas su sitio y su movimiento, conjurando al caos a retroceder y esfumarse en la nada.

Entonces las aguas se empozaron y se elevaron las cordilleras. En su quehacer todo lo fue componiendo por pares: arriba, abajo; día y noche; antes y después; tierra u océano. Al borde de los mares alzó los acantilados y tendió las playas de arena y guijarros.

Y convocó a los hombres a que vinieran y poblaran estas riberas saliendo de diversas pacarinas que había por uno y otro valle.

– ¡Tampuy! ¡Tampuy!, –diciendo.

Y fue surgiendo la humanidad a tientas. La tierra la daba a luz, pariéndola satisfecha. Y amanecían entre nosotros. No son del aire sino hijos de la tierra.

2. Pachacámac, el benefactor

Hijo de Wiracocha es Pachacámac, el benefactor, quien fue el primero que visitó estos lugares. Y quedó complacido por la belleza de estos parajes y la laboriosidad de sus hombres y mujeres.

Y repartió dones. Y fue reverenciado. Esto encendió los celos del dios Kon quien tenía jurisdicción en toda la zona yunga o costera, al borde de las montañas y encima de los acantilados.

Y de enojo determinó que se hiciera estéril esta tierra, porque no se le adoraba, ni se le rendía culto, ni se le elevaban ofrendas como él quería.

Kon es un dios irritable, díscolo, que más bien siembra desiertos, desolación e inflinge castigos.

– ¡Que no haya lluvia! –dijo primero– ¡Destiérrense las aguas! –gritó después. Y severo sentenció– ¡Deténgase la vida! –Profiriendo así en su delirio.

3. Kon, dios tronante

Desde ese momento el viento se hizo de fuego, la arena ardiente y hasta la sombra sofocante.

En su cólera separó los montes e hizo un abismo. Y allí arrojó a la humanidad doliente.

Y transformó lo que era verde pradera por un campo pedregoso y eriazo.

El sol dio muchas vueltas conturbado por el firmamento. Y se sucedieron solsticios y equinoccios durante muchas lunas inconsolables.

Un día viniendo por estas riberas Challhua descubrió una playa desolada. Y en ella restos de una humanidad enterrada.

Y averiguó qué había ocurrido: Kon, dios tronante del fuego, la había sepultado.

4. ¿Quién es ella?

Pero, siguió observando más allá: los hombres habían resurgido inquebrantables:

Cavaron la tierra en busca de agua.

Arañaron los surcos para sembrar de nuevo lo que fuera.

Deshicieron los terrones resecos en exploración de una gota de lluvia.

Delinearon viviendas en el arenal y en la tierra árida. Y levantaron los ojos al cielo clamando por la lluvia a que viniera.

Más allá el desierto se extendía sediento e interminable.

Todo era reseco, cuarteado y rugoso. Aún así, el hombre pugnaba por hacer crecer una planta, que abriera una flor, que se erigieran las espigas. Por hacer sombra, y crezcan frescas otras cabañas.

Challhua lloró de compasión y de pena.

¿Quién es ella?

5. Es su ídolo

Es hija de Pachacámac y hermana de Rímac, el más jovial de los mancebos, dos hijos preciosos del dios compasivo.

Challhua es mayor y Rímac menor. Pero ambos hermanos se aman entrañablemente. Es conmovedor el afecto que se tienen.

Challhua es fina, delicada e inteligente. Con una extraña rareza en los ojos, que no se sabe qué color o destello poseen.

Rímac es súbito, de alegrías explosivas, así como de amargas tristezas. Le gusta la música, el canto y el baile. Es hablador hasta no más no poder. Challhua le reprocha a Rímac por el temperamento impetuoso que tiene, pero en el fondo lo adora. Es su ídolo.

– Challhua, mira lo que te he traído: ¡toda clase de frutas para que seas más fuerte y sana! Pero veo que no las acabas.

– ¡Claro que me deleitan, hermano! ¡Pero, traes tantas! ¿Cómo pretender que voy a poder terminarlas?

6. Hermanos del alma

– ¡Yo quiero una hermana que me gane en la carrera y me detenga en la lucha! ¡A ver!

Rímac es impetuoso, estallante. Le gusta hacer reír. Es hablador. Hechiza y a todos cae bien.

– Challhua, hermana, ¿por qué no sales más? En vez de estar aquí, encerrada. ¿Por qué no te diviertes? Ven conmigo. Hay dioses que a cada momento me preguntan por ti. Y que quieren casarte contigo.

– Rímac, si quieres hacer de tu vida un jolgorio, tú sufrirás las consecuencias. A mí me gusta la calma y el silencio. ¡Y las cosas que hago! Y deja de fastidiarme, por favor.

Así hablaban, aunque eran hermanos del alma.

Challhua es recogida y discreta. En todo bondadosa. Es la hija más querida de su padre, Pachacámac.

7. La gente es buena y sencilla

A ella le gusta caminar solitaria estas riberas. Le encantan estas orillas del mar, deambula por sus playas y ensenadas. Por eso, ahora ha ingresado abrupta, impaciente e indignada:

– ¡Padre! ¿Estás? ¿Padre? Padre: yo sé que tú me quieres y siempre harás que se respete el lugar por donde tu hija mora, pasea y se deleita, tu querida y amorosa Challhua.

– Sí, preciosa, ¿que ocurre? ¿Qué sucede?

– Hoy deambulando y deteniéndome por donde suelo ir siempre, pasear por la playa y por la costa, por territorios que tú asignaste a Kon, él implacable ha castigado a los pobladores de este lugar. ¡Sufren un horrible castigo, padre! ¡Mueren de sed! ¿Por qué permitir eso, padre?

– Hija mía. Tú sabes cómo es Kon. Tiene un carácter obstinado y violento. No vaya a ser que por ayudarlos les traigamos mayores pesares y aflicciones. Según sé, la gente no le hacía ofrendas.

– Quizá no, pero si bien no le hacían reverencias, la gente es buena y sencilla. Por eso, intercedo ante ti, padre: ¡no es justo que padezcan tanto!

8. Y crezcan las espigas

Y continuó rogando:

– Observa, padre mío, cómo los hombres se afanan por sembrar. Míralos sedientos.

– Es Kon quien tiene sobre ellos dominio.

– Por eso recurro a ti. Para que hables con él. O tú mismo envíes alivio a esa gente.

– ¡No hija! No puedo hacerlo. A Kon ya lo he desautorizado en varios aspectos. Y no es bueno que tenga con él una mayor desavenencia.

– Entonces permíteme a mí, padre, ayudarlos.

– Y, ¿de qué modo lo harías?

– Convirtiéndome en lluvia, para ensombrecer por un momento la tierra. Y caer pródiga para que renazcan los campos, aparezcan los manantiales, carguen las acequias, broten las flores y crezcan las espigas. Y se remocen los bosques murientes y resecos.

9. ¿Quien te causa pesar?

– No hija. Yo te quiero a mi lado. Eres a quien más prefiero. Y a quien anhelo encontrar cuando yo regreso a mi morada. Quédate con tu padre.

– Yo estaré contigo siempre, padre. Como una sombrita. Nunca me apartaré de ti. Tú bajarás a estar conmigo. Me verás todo el tiempo que quieras, cuando te asomes a mirarme. Yo saldré para encontrarme contigo. Y te tejeré el más hermoso arco iris.

– No, no, ¡y no! Desiste, asimismo de hacer enojar a Kon. Esa es mi última voluntad.

Y fue tajante Pachacámac.

Lloró Challhua y así lo encontró Rímac, sollozando llena de congoja. A Rímac le conmovía mucho verla llorar. ¿A quién no?

– ¿Qué ocurre Challhua? ¡Dime quien te causa pesar que soy capaz de enfrentarme al más fiero de los peligros! Dime, por favor.

10. Y, ¿no tener alma?

Y Challhua le contó todo, concluyendo así su relato:

– Es quemante el sol en lo que antes eran huertos y jardines. Las personas se agobian sin tener agua. Y si los vieras cómo se prenden de unos cuantos chorrillos que penden de los acantilados.

– Challhua, Challhua, me asusté al oír tus gemidos y verte llorar de ese modo. Pero si es como me cuentas tiene razón nuestro padre. ¡Tiene toda la razón! Y en esto debes ser como siempre has sido: juiciosa, perspicaz y sensata.

– Ver sufrir; y, ¿no tener alma?

– Challhua, tú eres buena pero, además, muy delicada. No podrás ser lluvia. Para ser lluvia hay que tener otro carácter. Ser incluso un poco torpe y salvaje. Tus buenos deseos no alcanzarán a cumplirse. Ven, te voy a llevar por sitios amenos a fin de que no estés triste.

Pero Challhua cada día se volvía más solitaria y apenada.

11. Eso recordaba

– Padre, nunca consientas lo que Challhua te está pidiendo. Es muy débil y nunca podrá ser lluvia que hace germinar las plantas. Nunca será tempestad para roturar la arcilla endurecida, o deshacer los terrones macizos como piedras. No da su carácter para eso. Nunca podrá ella hacer surgir la agricultura entre los hombres. En cambio es intuitiva y sabia.

– Tú no sabes lo que podemos hacer las mujeres querido hermano, –dijo Challhua entrando y sorprendiéndolos en la conversación a ambos. Eso recordaba Rímac que ella dijo aquella vez en su deambular casi enloquecido.

Pero hay que reconocerlo: nunca pudo Challhua convencer a Rímac de lo que ya había decidido, aunque pensó que con el tiempo llegaría a aceptarlo.

Cuando Rímac se ausentó por un tiempo, al volver ya no encontró a Challhua.

12. Tú sabes cuánto te quiero

Pero, aquella vez él recordaba ahora, que ella terminó amargamente la confrontación, como nunca había sucedido:

– No podrás ser lluvia, Challhua. La lluvia es varón, para fecundar la tierra.

– Eso no es palabra concluida. Yo probaré si eso es o no es cierto.

– Ustedes las mujeres no toman muy en cuento lo que decimos los varones. Y después lloran. Y nos buscan para solucionar los problemas ya consumados. Tus intenciones son buenas, Challhua, pero ilusas. Y no darán resultado.

– Es que ustedes los hombres dudan mucho. No se arriesgan, no se arrojan. En el fondo son cobardes.

– ¡Challhua! No voy a contestar esa ofensa, porque estás alterada. Pero tus palabras me hieren. Y tú sabes cuánto te quiero.

13. Unas flores pequeñas

Challhua entró en una profunda depresión.

Soltó su largo cabello levemente purpurino. Y sus ojos se entrecerraron en un gesto de dolor.

Fue en ese instante que Challhua, despidiéndose de su padre y de Rímac apenas con un susurro, un resuello imperceptible, se esfumó en lluvia.

Pero duró poco y tal como lo había advertido Rímac, se fue haciendo nube, un viento de agua, una lluvia fina.

Eso sí, sutilmente cálida y hermosa porque dentro de ella ya están los hermosos ojos de Challhua, mas que negros verde azulados.

Hay unas flores pequeñas y finas que flotan en los desiertos o en los cercos de los corrales, que son idénticas a los ojos de Challhua.

14. La garúa de Lima

Pero no pudo ser lluvia. Era tan débil que solo cubría con una leve capa de humedad la tierra.

Eso sí, pudo ser un techo de neblina que alivia el calor de la gente.

O es lluvia menuda, apenas volátil: ¡la garúa de lima!

Rímac sufrió un colapso cuando supo de esta ausencia definitiva. Vagaba como loco.

– ¡Ya ves Challhua! –gritaba hacia lo alto–. ¿De qué ha valido tu sacrificio? ¿Has podido acaso ser lluvia? En cambio me has dejado solo y triste, sin compadecerte de tu propio hermano. ¿Así has sido ingrata conmigo? ¿A quién llevaré ahora frutas del campo? ¡Yo no te he importado nada!

– ¡Rímac!...

– Challhua, Challhua querida, ¿por qué has hecho esto sin importarte lo que siento por ti?

15. Los colores del vestido

– Rímac, claro que me importas. ¡Y mucho! ¿Acaso te he abandonado? Tú sabes dónde estoy y puedes hallarme. Y verme siempre. ¿Acaso me he escondido? ¿Acaso soy otra de la que siempre he sido?

– ¡Oh, padre!, –le ruega– al menos en homenaje a Challhua insúflale poder y has que llueva y germinen las plantas y broten las flores como ella tanto quería, para que su muerte no sea en vano.

Pero era inútil.

La garúa en que se ha convertido Challhua no alcanza a germinar ninguna hoja siquiera, salvo un breve musgo que ahora los campesinos llaman Challhua.

Es pegada al suelo, de flores mínimas, amarillas, violetas y blancas, que son los colores del vestido de Challhua cuando fue entregada a la tierra.

16. Lo ayudó a cumplir su destino

Fuera de sí, Rímac abandonó el palacio real. Y se dedicó a caminar por los alrededores.

Se palpaba el rostro. Y se miraba los dedos impregnados de unas breves gotas de agua y las besaba diciendo:

– Challhua, Challhua querida. Ya ves. Tu corazón es grande, pero débil. ¿En qué te has convertido? ¿Alcanzas a ser lluvia?

Rímac en su vagancia subió hasta la serranía.

Y bastó ver despejado el cielo, sin nubes o neblina para sentirse lejos de Challhua, entonces buscó cualquier recodo y se ponía a llorar.

Y todas sus lágrimas se fueron juntando y haciendo arroyuelos.

Su desconsuelo era más que Challhua hubiera fracasado, que no alcanzara a ser lluvia. Que no tuviera fuerzas. Que poco a poco se iría convenciendo que su vida ha sido inútil, sin alcanzar a cumplir su destino.

17. Y se hizo río

– ¿Qué harás Challhua cuando veas que su vida ha sido en vano? ¿Qué de tus gotas leves no alcanzan a crecer árboles ni plantas ni a tener flores ni frutos, como tú querías?

Subiendo por las montañas ya vio que sus lágrimas eran enormes torrentes. Que ellas hacían lagunas entonces se enterró en el suelo con dos orificios en el lugar de sus ojos y sus lágrimas empezaron a correr más abundantes todavía. Era el río.

De sus lágrimas se fue formando un arroyo que cada vez fue más grande.

– ¡Pero yo te ayudaré, Challhua! Yo te ayudaré. Ahora me uno a ti.

Se despojó de sus sandalias, se remangó las bastas y se deslizó por los pedruscos. Y se hizo río.

18. Se unieron cuatro hermanos

Así le entregó todo su aliento, su sangre y su corazón. Y bajó fuerte, impetuoso, lleno de júbilo, cantando y dando gritos, como él era.

Y con él empezó a florecer y a fecundar la tierra de este valle.

Challhua es la neblina y la garúa que nos alivia del calor, nos enternece, nos da gracia y esplendor.

Rímac calma nuestra sed, lo estamos probando a cada momento y fecunda el valle del Rímac. Eso sí, es de carácter indomable, impredecible y estacionario. Pero nosotros lo queremos así.

Es el agua que bebemos todos los días.

Su padre Pachacámac se conmovió mucho al enterarse de su sacrificio. Y le envió a cuatro hermanos que quisieron, para que se le unieran, los ríos Santa Eulalia, San Mateo, Blanco y Surco, que acrecentaron sus aguas y el río se volvió impetuoso. Y otro que corriera a su lado, haciéndole la corte, como príncipe que era: es el río Chillón.

19. La flor de amancaes

Y Pachacámac quiso que el cauce del Rímac fuera el más hermoso. Que alrededor de sus playas hubiera campiñas y en torno a sus chorreras se alzaran los bosques.

– Mi cariño a ti, Rímac, mi hijo amado es que alrededor tuyo surjan muchos pueblos y la ciudad más hermosa que derivará de tu nombre: Lima. Ciudad llena de jardines. También la llamarán “Ciudad jardín”. Será una perla bellísima. Con gente que será como tú, hijo mío, generosa, pujante, bella, con puentes airosos. Y te celebrarán festejos y se bailará la marinera por haberte consagrado al amor de tu hermana y de tu pueblo.

– Padre amado, estoy feliz de ayudar a mi hermana y a la gente. Te agradezco por tus regalos. Pero quiero pedirte un favor. Siento ser música al bajar entre rocas y piedras donde yo arrullo y canto. Pero quiero ser también palabra que enseña y defiende.

– Concedido, hijo mío. Serás el oráculo más respetado de este reino. Y fundo ese pueblo digno arrojando esta semilla a tus aguas, que florecerá en tus orillas: la flor de amancaes.

20. En un tiempo ya infinito

Lima ha tomado la figura de Challhua: misteriosa, susurrante, soñadora. Tiene en sus ojos el misterio de los crepúsculos que estallan en los confines del océano. Su clima es benigno, primaveral siempre.

Así empezaron a fundarse aquí los primeros señoríos, las casas de adobe y de quincha. La flor de Amancaes floreció en el patio del palacio del gobernante, el cacique Taurichusco.

El dios Kon, de la aridez y el desierto, fue confinado a habitar en las profundidades. A veces se lo siente revolverse, entonces la tierra tiembla y se sacude. Pero luego se la reconstruye y edifica.

– ¡Kon, –le advierte Pachacámac– este lugar es sagrado, desde que mis hijos lo han venerado con sus vidas!

Challhua y Rímac fundaron Lima y Pachacámac los convirtió en la flor de amancaes luce en el patio del Palacio de Taurichusco, donde ahora se levanta el Palacio de Gobierno del Perú.

Así se creó Lima, ciudad de los dioses, en un tiempo ya infinito.

Texto que puede ser reproducido citando autor y fuente

Teléfonos:

420-3343 y 420-3860


Revisar otros textos en el blog:

danilosanchezlihon.blogspot.com

Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Instituto del Libro y la Lectura: inlecperu@hotmail.com

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - DÓNDE ESTARÁ MIPRIMAVERA

WET - LUNA DE MIEL

WET - APAGA LA UZ

WET - DONDE ESTÉS

WET - ADAMO

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

Oswaldo Pardo Loarte

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA

ANANAU - ALBORADA

BANDA DE MANGAS

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

Chiquián - Marco Calderón Ríos

BANDA DE LLIPA

SECRETO AMOR