jueves, 17 de mayo de 2018

RECUERDOS - MAESTROS EJEMPLARES: PABLO VÁSQUEZ IBARRA, EN EL 97 ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO

RECUERDOS


Fuente:

Felipe Alvarado Balarezo




Los hermanos Alvarado Balarezo expresamos nuestras más sentidas condolencias a doña Lía y a sus queridos hijos Pablo Martín, Zoilita, Jorge, Efrita, Javier y Fernando, y familiares, con fe y esperanza porque el gran legado que nos deja don Pablito siga dando fuertes impulsos en las aulas del saber, en la gestión edil y en la vida institucional, social y deportiva de nuestro pueblo.

Con profundo dolor,

Nalo




 

RECUERDOS

MAESTROS EJEMPLARES
 

.
.
Brentwood, 17 de mayo de 2017
 
HOLA SHAY:
 
 RECUERDOS GRATOS

Hace unos años mi hermano Felipe me envió el relato "AQUEL MAESTRO EGREGIO", del escritor Danilo Sánchez Lihón:
.
"José Antonio Encinas nos enseña, en primer lugar, a ser maestros de alma, auténticos y consagrados, a cumplir y valorar el privilegio de ser guías, orientadores y amigos de los educandos, teniendo presente en todos los actos de la vida la actitud noble, protectora y de una entrega total al cuidado de la niñez y de la juventud.
.
Él es el modelo por excelencia de un maestro por antonomasia, en quien se resumen todas las virtudes como también los actos de verdad y valor. Quien, sobre todo, en cada momento de su vida jamás dejó de ser y actuar como maestro.
.
José Antonio Encinas nos enseña, en primer lugar, a ser maestros de alma, auténticos y consagrados, a cumplir y valorar el privilegio de ser guías, orientadores y amigos de los educandos, teniendo presente en todos los actos de la vida la actitud noble, protectora y de una entrega total al cuidado de la niñez y de la juventud.
.
Él es el modelo por excelencia de un maestro por antonomasia, en quien se resumen todas las virtudes como también los actos de verdad y valor. Quien, sobre todo, en cada momento de su vida jamás dejó de ser y actuar como maestro.

Elegido Rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en 1931, venciendo en justas electorales a nada menos que a don Víctor Andrés Belaúnde, después Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ¿qué blasones lucía Encinas, quien ni siquiera era docente de San Marcos? Exhibía el más honroso título en el contexto que hablamos: el de maestro de Escuela Primaria, o normalista, como se le llamaba entonces. Y con ello es lo mismo a decir: entusiasmo, sapiencia y gusto rayano en la pasión, que es el rasgo y a la vez el centro de la magia de ser maestros. Y todo ello para entonar muy en alto el canto a la vida, siempre en la perspectiva de búsqueda y hallazgo de verdades trascendentes.
 .
Ser maestro es participación, avivamiento y alegría; ganas de vivir, de celebrar la vida, de asumir la realidad con optimismo y valor. Es forjarse una honda identidad; es usar las manos para pensar y construir; es edificar y transformar la realidad; es hacer de la vida un canto, un himno, una epopeya; una proeza en donde la relación maestro alumno más que lección o enseñanza es diálogo, amistad y comunión profunda.
.
Él en todos los actos de su vida tuvo el concepto más alto de lo que era ser maestro de escuela, de allí que fue capaz de hacer una educación con altivez como también con gracia, humor y el don de sonreír; de hacerse amigos, de confiar en los demás y en nosotros mismos.
 .
Para hacer todo ello se requiere ser un hombre que ame ser maestro y un maestro que ame ser niño, joven o adulto con ideales; capaz de mirar con los ojos que el niño mira y abrir su alma de la manera cómo él la abre y vuela.

 José Antonio Encinas fue un hombre honrado. De una limpieza moral sin tacha. Por ejemplo, con una exactitud muy grande en el manejo del dinero, con desprendimiento para ayudar y generoso para proteger. 

Relata Alejandro Peralta, reconocido también con su apelativo literario de "Churata", que regresaban casi ya al amanecer por la meseta altiplánica, maestro y alumnos.

Como era su costumbre salían no de paseo ni excursión sino a clases que el maestro Encinas desarrollaba al aire libre, en las cumbres de los cerros o a la orilla de los ríos o habiendo avanzado a lo más profundo de los valles.

Los alumnos más fuertes habían avanzado en la noche lóbrega del altiplano cuando echaron de menos al maestro a quien divisaron, al chispazo de un relámpago, que venía muy atrás, lejos, pero a quien divisaron inmenso y agigantado.

Cuenta Churata en esta evocación que hizo varias décadas después, y sin detenerse mucho en relación a su significado, que al estar más próximo y a la luz de otros relámpagos notaron que él se había echado a los hombros al niño más desvalido, que lo traía a horcajadas en la nuca al débil, descalzo y desarrapado que quizá el frío de la meseta y lo agotador del camino le habían impedido caminar.

El maestro Encinas que no medía más de un metro sesenta aparecía por eso como un gigante. Pero algo más comprobaron: que con su vozarrón y viniendo desde lejos entonaba huaynos y taquiraris en quechua y aimara.
 .
Cuenta que fue tal la fuerza, la verdad y la belleza de ese hecho, que de manera espontánea los mayores y fuertes buscaron a los más débiles y los echaron igualmente sus hombros, tal cual el maestro Encinas, uniendo sus voces al canto y a los himnos en las lenguas que entonaba el maestro. .

Y así avanzaron, sintiéndose todos grandes, tanto los que cargaban a otros niños, a quienes les renacía una fuerza nueva, como los que iban en los hombros de los otros porque sentían bajo suyo la energía de la solidaridad como algo invencible..

¿Qué magia o significado tiene este pasaje suelto entre los muchos otros que se desprenden del ser y el sentir de la personalidad de este maestro legendario? Es significativo echarnos a los más débiles en nuestros hombros. Si la educación no sirve para eso, ¿para qué entonces educar? ¿Para la competencia? ¿Para ganar y desplazar al otro del camino? ¿Para tirar de codazos a los demás? .

He allí la diferencia de lo que puede ser una educación competitiva a una escuela de inspiración social.

En este gesto natural, espontáneo e inconsciente está el sentido, la definición y el concepto profundo y genuino de lo que es educar socialmente. No solo allí está la visión o la misión de lo que es educación, cual es hacernos responsables del mundo en lo más débil, dolido y desprotegido que hay en él, cargarlo en nuestros hombros lo que está pendiente de solucionar..

Pero no con pesar ni con queja, tampoco con marketin o cara al público, sino con profunda y auténtica alegría, sin que eso constituya un lastre sino, como lo dice Churata, se agigantaban todos. .

Hay otro rasgo en este pasaje, cual es que el maestro venía atrás, cerrando filas, el último porque vigilaba a quién más lo necesitaba y se retrasaba..

Otra faceta es la fortaleza, la imitación y el deseo de hacer lo mismo, de alinearse con la misma actitud, de no dejar que uno solo lo haga. Este convencimiento llano, voluntario; esta disposición en donde se resume una experiencia, una trayectoria y una vida".
 
.
***

Leí dicho relato de medianoche, y hasta el alba soñé despierto con los MAESTROS del ayer, en el aula y al aire libre, como en las excursiones mensuales a campo traviesa que solíamos realizar para aprender sobre las bondades de la Madre Naturaleza. Soñé con nuestro bello río Aynín, cristalino y cantarino. También con el camino orlado de aire puro que nos trae de retorno al pueblo.
 
.
 
 
En la hoja de vida del eminente amauta José Antonio Encinas, descrita por nuestro querido amigo Danilo Sánchez Lihón, vi reflejados a los maestros bolognesinos. Cuánta semejanza obra entre los maestros que siembran conocimiento en los niños andinos a lo largo y ancho del país, pensé, y me sentí feliz.
.
El 14 de marzo de 2011, se difundió en el FORO CHIQUIANO, el mensaje del Dr. Fernando Ramírez Aranda, que a la letra dice:
.
"Comunico a todos los visitantes de este foro que fueron alumnos de don Pablo Vásquez, Antonio Zúñiga, Rufino Dextre, Pablo Damián, Fructosa de Vásquez, Manuela Aranda Morán, José Yabar y otros ilustres maestros, que el 10 de Marzo del año en curso, se inauguró en Llaclla la moderna infraestructura de la I.E.I de Llaclla a la que se ha puesto el nombre de "Teodulfo Ramírez Alvarado", en homenaje a mi padre, que laboró por muchos años en esa localidad y por extensión el reconocimiento se efectúa a los inolvidables maestros que he mencionado.
 

MAESTROS BOLOGNESINOS:
 Teodulfo Ramírez Alvarado y Policarpo Zubieta Carhuachín
 

Dr. Fernando Ramírez, Maestro Pablo Vásquez, y familiares

 
La ceremonia de inauguración que contó con la presencia de una delegación de la UGEL - Bolognesi, fue muy emotiva, contando con la presencia de numeroso público y estuvo presidida por el Alcalde Distrital de Abelardo Pardo Lezameta, don Máximo Pelayo Bravo Laus, quien fue alumno del homenajeado y los regidores de la comuna que ha construido el local y contrata a una docente a que efectúe su labor, pagando la Municipalidad sus remuneraciones, además de cubrir el servicio de limpieza. El alcalde muy emocionado entregó al representante de la familia Ramírez Aranda, un plato recordatorio y un pergamino, develándose la correspondiente placa. Por su parte la familia agradeció el gesto y se comprometió a contribuir con material de enseñanza y el Pabellón Nacional para la citada Institución Educativa Inicial".
.
Cómo no sentir orgullo por cada uno de los maestros arriba citados, que en el pueblo de Llaclla dejaron huella imborrable en el ejercicio de su noble misión educadora. Del mismo modo siento orgullo por la autoridad edil que rinde justo y merecido homenaje a los seres humanos que labran el futuro de los niños.
.
El lunes 10 de mayo de 2011, celebramos así el Centenario del Natalicio del Maestro Antonio Zúñiga Alva, mencionado líneas arriba por el Dr. Fernando Ramírez:
.
.
 
MAESTRO Y ESCRITOR ANTONIO ZÚÑIGA ALVA

EN EL CENTENARIO DE SU NATALICIO
.............
.
Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)
.
Mayo, mes florido en Chiquián, gracias al aguacerito que ahora se marcha hasta diciembre, dejándonos su tributo de vida.
.
Mayo, aroma de campo primaveral en la Sierra. Los pichuichancas saludan la llegada de la aurora en cada despertar, cantando felices en los tejados. En las noches los chuluc tocan alegres sus violines en las pircas de las chacras turquesas.
.
Mayo, mes de la dulce caña de generoso maíz, de tersas habas para el rico panco, de  calabacitas y alfalfita en punta. Mes de dorado trigo en Racrán, desde donde se divisa los mechones de humo de fogón, que se elevan al cielo como velos blancos.
.
Mayo, mes de cuilumpis maduros invitándonos a la cosecha de papitas arenosas que en unos meses serán sabrosas gecnas. Hasta el agua y la espumante leche recién ordeñada saben a gloria.
.
En este pródigo mes, el martes 10, de hace 100 años, nació en Chiquián en el hogar de sus padres Agustín y Corina, un ser humano pródigo en magisterio viviente que dejó huellas indelebles en la provincia de Bolognesi y en todos los lugares donde llevó su elocuente palabra para gestionar y promover el desarrollo de nuestra tierra. Su nombre, todos lo conocemos y recordamos con gratitud, aprecio y respeto: ANTONIO ZÚÑIGA ALVA, quien además de maestro y escritor, se desempeñó como supervisor de educación, forjador de la Casa del Maestro de la provincia de Bolognesi y presidente de la Sociedad de Beneficencia Pública de Chiquián. Institucionalista ciento por ciento; deportista y socio fundador de la Liga Provincial del Fútbol y del Club Cultural Deportivo Alianza Chiquián que tantos lauros cosechó en Ancash.
.
Los conocimientos que adquirió en las aulas de Chiquián, Huaraz y Lima, los puso a manos llenas a disposición de sus pupilos chiquianos, de Cajacay, Huayllacayán y Llaclla. Los pobladores de este último lugar lo recuerdan como uno de los más importantes gestores para la creación del distrito Abelardo Pardo Lezameta (1956).
 
Siempre fue elegido por sus capacidades y potencialidades innatas, junto a otros ilustres colegas, para representar al magisterio bolognesino en convenciones realizadas en Huaraz y Lima, dejando en alto el nombre de CHIQUIÁN.
 .
Ciudadanos ejemplares como don Antonio, fueron en el siglo XX parte medular del tejido social bolognesino y ahora son el patrimonio cultural, moral y espiritual que debemos conservar y emular, sobre todo en momentos sombríos como el que atravesamos, donde todo se pone en tela de juicio, lamentablemente por hechos deleznables originados en las más altas esferas del poder, arrinconando voluntades y valores supremos, ante los ojos del mundo. 
 .
Cómo no recordar su vigorosa personalidad y su fe inconmovible. Su pulcritud en el vestir y su esmero en el cotidiano quehacer; sin duda, uno de los referentes más destacados que marcará época en la historia de nuestro pueblo, sobre todo por su impecable trayectoria. 
.
Escucharlo conversar con mi papá, cada vez que visitaba nuestra casita de Ingeniería en los ochentas y noventas, era un constante aprender. Jamás escuché de sus labios la más tenue manifestación de rencor o resentimiento por algo o alguien. Sus ojos azules cristalinos brillaban más y más, cada vez que recordaba su labor magisterial en el vendaval de los contrafuertes bolognesinos, lejos de su hogar del Jr. Sáenz Peña en Chiquián: de su adorada Luzmila y sus retoños (Nila, Chole, Marquito, Acucho y Uli).
.
Cuántas noches en vela seguramente pasó en su afán de fecundar las buenas semillas del conocimiento y del pensamiento en sus alumnos del mundo rural; cuántas privaciones de sustento material habrán hincado su cuerpo y alma de servidor estatal mal remunerado.
.
Ya en el seno familiar, junto a su esposa y amiga, hasta que espiró su último aliento el sábado 29 de julio del 2000 a la edad de 89 fructíferos años, no solamente propiciaron y concretaron una buena educación para sus hijos y nietos, también les infundieron ese espíritu de honradez y de amor al trabajo tan propio en los provincianos, y el sentido de responsabilidad tan escaso en nuestro país; nobles tareas a las que entregó su talento, sus energías, salud y vida.

¡MAESTRO Y ESCRITOR ANTONIO ZÚÑIGA ALVA, PRESENTE!


a
CHIQUIAN  QUERIDO
t
Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)
.
Amarte es sentir sin hablar;
es dibujarte con los ojos cerrados,
es volver tras los sueños dorados,
es sonreír, llorar, orar y suspirar.

Es conjugar los verbos amar y dar;
es el abrazo amigo que da abrigo,
es la espiga que sólo sabe brindar,
y un ¡te amo¡ que le susurra el trigo.

Amarte es besar la aurora boreal,
es rebobinar el tiempo en espiral,
es robarle una primavera a la risa
para no envejecer más de prisa.

Es ahogar en el Aynín el llanto,
es perder en Caranca el quebranto;
arrancarle un aleluya a Capillapunta
y compartir un pan de punta.

Amarte, es correr al oír tu llamado,
con el corazón latiendo emocionado,
como la sangre corre hacia la herida
para curar las penas de una partida.

Chiquián, eres poesía, música y canción;
danzas y potajes que llenan de emoción;
cuentos y leyendas que destilan cultura
bajo tu hermoso Yerupajá de gran altura.

Quererte es tener a Shaprita en la retina
apapacharlo con una serenata andina,
con la dulce melodía de una mandolina
y los acordes de un violín y una sordina.

Chiquián, cuna del justiciero Luis Pardo,
tierra de trovadores con alma de bardo;
tus aguas de Usgor curan males de amor
y tus frescos puquiales calman el dolor.

Amarte, es honrar a tres bellas plumas:
Alberto Carrillo, por su prosa descriptiva,
Antonio Zúñiga, discípulo del gran Dumas,
y Rubén Barrenechea, por su fina narrativa.

CHIQUIÁN, de tardes de toros en Jircán
y de noches de plenilunio en Quihuillán;
muchas veces te sueño callado y distante,
pero en mi locura sonríes en un instante.
.
Ancón, AGO 97
.

El 17 de mayo de 2010 cumplió 89 años el Maestro Pablo Vásquez Ibarra. Hacer clic:
.
.
ESCUELA NORMAL MIXTA DE CHIQUIÁN - MAESTRO DE MAESTROS PABLO VÁSQUEZ IBARRA, EN EL DÍA DE SU ONOMÁSTICO
.
 
MAESTRO DE MAESTROS: 
 
PABLO VÁSQUEZ IBARRA
 

. En cada pueblo, por más pequeño que sea, existen personas que ingresan a la memoria colectiva y trascienden con holgura las páginas de su historia.

Son aquellos que con su ejemplo dignifican la palabra paisano, y los que siembran para todos el maíz y el trigo del saber.

Son además del pan, el abrigo de las futuras generaciones. Son los vigías de avanzada que dan señales como faros luminosos a los que siguen sus señales.

A esta pléyade de hombres de hablar firme y sereno, no de trémulo balbuceo, pertenece el MAESTRO CHIQUIANO PABLO VÁSQUEZ IBARRA. Uno de los más connotados cristos revolucionarios del conocimiento, que con su resplandor ahuyentaron las sombras de la ignorancia que intentaron cubrir los campos del libre pensamiento de los niños bolognesinos y de los alumnos de la Escuela Normal Mixta de Chiquián, donde fue uno de los más destacados docentes; porque don Pablito tuvo el doble privilegio que brinda el magisterio a unos cuantos solamente: desempeñarse como MAESTRO DE ESCUELA y representar al Nazareno en su tarea forjadora de apóstoles, enseñando la palabra a los FUTUROS MAESTROS.

Don Pablito, reconocido dirigente deportivo, es uno de los más connotados futbolistas y basquetbolistas ancashinos de todos los tiempos. "Defensa impasable y encestador imparable", así lo recuerda mi papá en aquellos partidos de mediados del siglo pasado. De juego limpio, siempre cuidando la integridad del contendor, como todo buen aliancista.

Su mirada clara y su simpatía humana, revelan ese espíritu pleno de riqueza espiritual, tan propia en aquellos que con la sencilla elegancia de su personalidad campechana, hacen que su imagen se agigante con los años. Así lo conocí desde mis primeros pasos, y así su estela luminosa va creciendo año tras año en este Tercer Milenio.

Alcalde Provincial en dos períodos, de 1977 a 1978 y de 1990 a 1992. En este último período le cambió el rostro a nuestro pueblo, dotándolo de una belleza incomparable. También desempeñó el cargo de Sub Prefecto Provincial en 1983, demostrando en sus gestiones su liderazgo natural y ese espíritu emprendedor que lo ubica entre las autoridades que más contribuyeron al progreso de Bolognesi.

Don Pablito, como lo llamo de cariño por su caballerosidad y ternura para con todos los paisanos que lo queremos y respetamos con veneración por su valía como hombre de bien, nació un día como hoy en el hogar de sus padres Martín y Guillermina. Su adorada esposa Lía y sus queridos hijos: Pablo Martín, Zoilita, Jorge, Efra, Javier y Fernando, tienen en él, el máximo orgullo al que puede aspirar una familia. Que Dios los bendiga hoy y siempre.

Nalo Alvarado Balarezo
.

 
.
.
PRENSA REGIONAL
.
PÁGINA DOMINICAL 306
.
23 MAY 2010
.
Por: Olimpio Cotillo Caballero
.
HOMENAJE AL DILECTO MAESTRO CHIQUIANO
,
PABLO VÁSQUEZ IBARRA

ICONO DE LA EDUCACIÓN ANCASHINA.

El venerable educador, Pablo Vásquez Ibarra, fue considerado con justa razón, el ícono de la educación bolognesina, al cumplir 89 años de fructífera vida. Esto aconteció el pasado 17 de Mayo en que rodeado de las delegaciones de sus ex alumnos (as) de la Escuela Normal Mixta de Chiquián, procedentes de Huarás, Chimbote y Lima, le abrumaron con muestras de cariño, gratitud y admiración.
.
REENCUENTRO Y BIENVENIDA
.
Desde que egresó la primera promoción de docentes en 1964, no se habían vuelto a ver entre ellos, pero el cumpleaños del Prof. Vásquez Ibarra, ha sido un motivo más que suficiente para reencontrarse por primera vez con emocionados abrazos en la plaza mayor de Chiquián donde una banda de músicos arrancaba el silencio secular de la ciudad en momentos de hilaridad y emocionadas muestras de cariño. Los lugareños entregaron un ramo de flores de bienvenida a la Profesora y ex alumna de la Escuela Normal Mixta de Chiquián, Sra. Elva Huayaney Figueroa en el local del Club Social Chiquián, quien agradeció en nombre de todas las delegaciones presentes. “En cada uno de estos pétalos están ustedes que nos entregan su cariño y su amistad sincera a quienes volvemos como oscuras golondrinas”, dijo.
 
Momentos después, todos los ex profesores de la Normal de Chiquián, ya cesantes, portando un aparato floral se dirigieron rumbo al Cementerio General fundado en 1953 donde descansan los restos de muchos compañeros de promoción. Delante del Calvario en el cementerio, muchos oradores elevaron sus oraciones muy sentidas, entre ellos Carlos Rivera Valenzuela (Chale) quien recordó al Primer Director de la Normal, Dr. Rubén Barrenechea Núñez, forjador de maestros responsables y trabajadores. Ruth Yolanda Noel Bravo, con palabras muy emocionadas opinó que lo más “importante en la vida es guardarles su memoria y ser gratos por las enseñanzas recibidas. Haciéndose una autocrítica valoró que de la Escuela Normal Mixta de Chiquián (Capital de la Provincia de Bolognesi) habían salido “grandes profesionales que hemos puesto en alto no sólo a nuestra Escuela Normal sino a la ciudad de Chiquián”.
 
.
EL VERBO EN LA GARGANTA
.
Uldarico Tello Mejía, visiblemente emocionado, exteriorizó sus sentimientos sosteniendo que “el verbo se atora en mi garganta cuando quiero hablar de mi Escuela Normal, por eso recurro al Todopoderoso para que me dé el don de la vida para poder expresar lo que siento”. 
 
Minutos más tarde, al pasar por la I.E.P. N° 86214 “Guillermo Bracale”, los profesores y alumnos salieron a dar muestras de cariño a quienes pasaban por sus puertas.
.
EH ALLÍ A TUS DISCÍPULOS 
.  
Ya en el Templo Mayor de Chiquián, donde se celebró una misa por la salud del Prof. Pablo Vásquez Ibarra, el sacerdote en su panegírico, dirigiéndose al homenajeado le dijo: “Eh allí a tus discípulos que formaste; hoy te recuerdan con cariño. Rememorando un pasaje de la Biblia añadió: “lo que uno siembra alegremente, cosechará abundantemente” y eso está pasando contigo don Pablo” y dirigiéndose a los ex estudiantes de la Normal les dijo: “allí tienen a un modelo de maestro que hoy cumple 89 años de vida”. 
 
HOMENAJE EN VIDA 
 
Siempre teniendo como maestro de ceremonias al ex alumno de la Normal de Chiquián, Prof. Germán Osorio Toledo, todos los asistentes, acompañados por la Banda de Músicos, pasaron al auditorio del Gobierno Provincial de Bolognesi, su capital Chiquián, donde las principales autoridades ocuparon el estrado de honor. Entre ellos estuvieron el representante del Alcalde Provincial Vladimiro Alvarado Vicuña, Ing.. Marco Ibarra; el Director del Instituto Superior Pedagógico, Prof. Edgar Díaz Aguilar, el homenajeado Prof. Pablo Vásquez Ibarra y su esposa Sra. Heraclia Veramendi de Vásquez, y otras personas notables del lugar.
 
El Prof. Javier Osorio Toledo, agradeció por la iniciativa de reunirlos a sus compañeros de promoción Germán, Alejandro, Ruth y Uldarico quienes tuvieron la visión de rendir homenaje al Prof. Pablo Vásquez Ibarra, de quien dijo "ser un maestro honesto, bueno, respetuoso, hogareño y que les enseñó el cómo debe comportarse un buen educador. Además –dijo- nos enseñó a tener identidad regional y nacional lo que se ha traslucido a querer a Chiquián y al lugar donde nacimos”. Así mismo hizo una pequeña remembranza de los ex alumnos más destacados entre quienes hay escritores, periodistas y en su época de apogeo fueron brillantes deportistas. Criticó a quienes propician la división del magisterio sabiendo sobradamente que sin unión no se logra la reivindicación de los derechos. Terminó declamando cinco versos del poema de Jorge Manrique a su padre: “Aviva el seso y despierta/ cómo se pasa la vida/ cómo se viene la muerte/ tan callando…
.
.
.LA VOZ DE LA EXPERIENCIA 
 
Emocionado hasta las lágrimas y con frases entrecortadas, el Prof. Pablo Pascual Vásquez Ibarra dijo: “este recuerdo de homenaje es muy magnánimo, por eso lo recojo con humildad y afecto porque viene de mis alumnos a quienes en el corto tiempo que estuve con ellos entre los años 62 al 70 les enseñé a trabajar y les di capacitación en base a mi experiencia luego de perfeccionarme en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos donde adquirí mayores conocimientos.

Hoy al verlos me trae el recuerdo con mucha nostalgia porque ustedes dejaron profundas huellas en mi corazón. Recuerdo –dijo-al primer Director de la Escuela Normal Mixta de Chiquián Dr. Rubén Barrenechea y a los profesores de entonces. Muchos de ellos han partido a la eternidad, yo quedo como último profesor en pie que recibo este homenaje en lo más profundo de mi ser, que es un reconocimiento al pueblo de Chiquián, a mis colegas. Estos momentos –añadió- lo llevaré hasta que mi corazón deje de palpitar. Gracias a ustedes, gracias al Señor que les ha iluminado para darme este homenaje”.
.
RECONOCIMIENTO EDIL
 
El Primer Regidor, en nombre del Alcalde Provincial Ing. Vladimiro Alvarado Vicuña, hizo entrega de la Resolución de Alcaldía N° 148-2010-MPB/A por la cual se reconoce los méritos del Prof. Pablo Pascual Vásquez Ibarra al cumplir sus 89 años de edad luego de haber sido Alcalde de la Provincia en el período 1990-1992 en que dio inicio a la construcción del actual palacio municipal, por ser un padre ejemplar, un distinguido maestro y afamado deportista en varias disciplinas. La misma autoridad edil dio a conocer que con motivo de Fiestas Patrias, se estará condecorando a los hijos ilustres de Bolognesi entre quienes está el Prof. Pablo Vásquez.
 
.
. . PASANDO LISTA
.
Quienes viajaron desde Lima, Chimbote y Huarás, para homenajear al distinguido maestro Dn. Pablo Pascual Vásquez Ibarra estuvieron sus ex alumnos: Primera Promoción (1964) Esther Gamarra Figueroa, Elva Huayaney Figueroa, Víctor Henostroza Manrique, Carlos Rivera Valenzuela (residente), Germán Osorio Toledo, Uldarico Tello Mejía, Jaime Landauro López, Germán Ramírez y Juvenal Mariluz Veramendi. - Segunda Promoción: Eresvita Obregón Obregón, Doroteo Durán Ochoa, Javier Osorio Toledo, Ruth Yolanda Noel Bravo, Romeo Reyes Gamarra. – Otras promociones: Rubén Carbajulca, Andrés Celestino Mayhuay, Víctor Germán Ramírez, Yolanda Broncano Méndez quienes estuvieron acompañados por sus esposas y/o esposos según los casos.
 
.
.
  FAMILIA EJEMPLAR
.
Otro de los aspectos que resaltaron en la vida y obra del Prof. Pablo Vásquez Ibarra, fue su vida familiar ejemplar, pues entre sus hijos hay autores de libros y otros son destacados profesionales que desempeñan sus cargos en la ciudad de Lima. Su esposa, Sra. Heraclia Veramendi es una abnegada madre que siempre estuvo al lado de Dn. Pablo junto a sus hijos: Pablo Martín, Zoila, Jorge, Efraín, Javier y Fernando.
 
.
.
INSTITUTO SE SUMÓ AL HOMENAJE
.
Y como no podía ser de otra manera, el Instituto Superior Pedagógico, ex Escuela Normal Mixta de Chiquián, se sumó a los homenajes tributados a Dn. Pablo Vásquez Ibarra. Para esto, su Director Edgar Días Aguilar y los profesores dieron la bienvenida a las delegaciones de ex normalistas..
 

.
El Director del ISP-Ch, Prof. Díaz Aguilar recordó al primer Director de la Escuela Normal Mixta de Chiquián, Dr. Rubén Barrenechea Núñez de quien dijo que “era pequeño de estatura pero gigante de conocimientos”.
 
Esta reunión sirvió para que los visitantes invitados por el moderador, Prof. Germán Osorio Toledo, deshojaran sus hojas de vida y contaran anécdotas ocurridas durante la vida estudiantil muchas de ellas cargadas de nostalgia y otras hilarantes.-
.
En suma, el viaje a Chiquián fue sumamente interesante y con el tiempo será ejemplo de gratitud y reconocimiento. 
 
PRENSA REGIONAL - PÁGINA DOMINICAL 306 - De olimpio Cotillo Caballero
 
.
 
       
A nombre de la familia Alvarado Balarezo, rindo el más cálido homenaje al MAGISTERIO BOLOGNESINO, en el ejemplo imperecedero del MAESTRO CHIQUIANO PABLO VÁSQUEZ IBARRA.

Que Dios los bendiga,

Nalo
 


  
 
RECUERDOS
 .
.
CHIQUIÁN: Cielo azul

30 de agosto en soledad,
con el ala rota una vez más,
horizonte incierto, cielo azul,
fuegos artificiales, Salva fugaz,
vuelve la noche, con su negro tul.

Toca la banda, hasta el amanecer,
por las callecitas del viejo hogar,
horizonte incierto, cielo azul,
ausencia triste, lejana estás,
sueño distante, coplas de ayer.

Tardecita fría, de paisaje gris,
ya mi alma mira desde el dintel;
en nocturno cielo, la quena llora,
y junto a ella, una guitarra implora
porque un corazón, dejó de latir.

Nalo AB - 15651
.
.
 
PASAJERO DEL TIEMPO 
 
Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)
 
Bajo los párpados para soñar despierto, y sobrevuelo Chiquián con el pensamiento...

Busco por todos lados, mas no encuentro a mis amigos. Unos están en el cielo, otros en el mundo esparcidos. En el jirón Leoncio Prado la oscuridad rasga mi pecho, pues muchos vecinos se han ido, y por más que en los rostros de sus hijos se reflejan, no late ese sentimiento telúrico tan arraigado en los viejos, y me siento forastero en mi propia tierra.
.
.
En este agonizante mutismo de un barrio otrora alegre, el llanto se esconde en mis pupilas, con un rayo de luz que me invita un acre trago de nostalgia. Fantasía gris de un tiempo que se va haciendo ceniza; no sé si fatigado por el paso de los años, o curvado por el peso de los sueños truncos, en un batir de alas agoniza, como los ojos que perdieron la facultad de llorar, como los labios secos que se olvidaron de besar, como las manos cuajadas de venas moradas, como una laguna congelada en mil sollozos, como un cortejo de almas penitentes en un viernes cansado de vivir, como aquella golondrina de verano que se marchó para no volver, o el presagio que envuelto en un gemido adivina que muy pronto será la rígida manecilla de un reloj fenecido.
 


Ya es medianoche y veo pasar por la acera a un viejo vecino con su poncho de neblina. Va murmurando sobre el paso del tiempo que en la noche esconde sus horas vacías. Entonces vienen a mi mente los versos que buscan tierra de sepulcro en un paraíso de torcazas hartas de volar, y barquitos de maguey anclados a la vera de Maraurán, aguardando a sus capitanes que descansan en paz.

En el rostro del vecino querido veo incontables surcos que el arado de la vida ha labrado. Tiene la mirada con nubes nacaradas que flotan donde duermen sus recuerdos. Sólo atino a contemplarlo a través de dos lágrimas que ruedan para regar la tierra generosa de mis viejos.


Ya está amaciendo, y el anciano sigue andando empujado por el viento para nunca más volver, como avanza el tiempo sin retroceder, mientras las sombras aguardan con sus brazos de hielo.

No sé qué es lo que lo sostiene en pie, mas lo contemplo en silencio y llegan a mi memoria aquellos pilares de carne, pellejo y huesos que sustentaron mi barrio de Jircán colmado de Yerupajá, tardes de toros al son de la banda y trotes de caballos en el empedrado, aquellos cascos, que así como labran caminos, también se detienen para siempre.


No escucho risas, golpes de canga ni huaynos en el vecindario, sólo un pichuichanca invidente que no sabe de sol, de luna ni de estrellas, trina en el alero un canto de esperanza, hurgando un poco más de tiempo, como las hilachas de la memoria colectiva que el tiempo desovilla a falta de una rueca que las hile hasta convertirlas en poncho, en cuya trama nadie falte ni sobre.
 
 

Son las 6 de la mañana, me persigno e ingreso a casa. En mi pequeña biblioteca reviso mis viejos cuadernos, y en sus hojas pálidas de años y lejanía, dejo mis lágrimas otoñales recordando a mis vecinos y amigos. Junto a los cuadernos, en un candelabro lleno de gotas endurecidas de dos cirios consumidos, reposan los recuerdos de largas horas de angustia de mi madre por el esposo viajero.
 

Bebo un sorbo de agua con sabor a cuntu añejo, y un pensamiento errante me aprieta el alma. Entonces, parafraseando un pensamiento milenario, declamo: "¡Qué terrible será ser eterno cuando todos se hayan ido!. Gracias a Dios nadie puede con el límite... y la vida se va en un sueño con los carruajes del silencio, pues aún no se ha inventado algo que detenga el fin"...
 


De pronto asoman como aves temporarias las palabras de mi viejo amigo Panchito Gonzáles, que vienen desde Marián, HUARAZ: "Nacer o morir, ¿Un mismo significado?.. morir y nacer, interrogante sin respuesta. ¿La partida será el encuentro? ¡He ahí el misterio de la vida¡... el palpitar se detiene y las arterias son caminos desiertos... el soplo ha desaparecido. Y así, una y otra vez la Fábula de Higinio: “La tierra pide lo que es suyo y el alma al infinito, va en pos de una nueva creación". Sí, ayer llegó el final; la razón y el sentimiento en su lucha tenaz no llegaron a ningún acuerdo, pero triunfó el corazón:.. “Hay que llorar por los seres que se alejan de nuestro lado para siempre, pues son nuestra razón de existir, amor de amores, pena de penas, se diluye en un segundo y todo se acaba”.

Abro los ojos; y aquí, en el cementerio de Chiquián, yace un viejo poema cubierto de pétalos blancos...

Tulpajapana, 02 NOV 2003


Cementerio de Chiquián


 ..........................
 
NO PREGUNTES POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS;
 
 DOBLAN POR TI Y POR MÍ

Armando Alvarado Balarezo (Nalo)

“Curiosa es nuestra situación de hijos de la Tierra. Estamos por una breve visita y no sabemos con qué fin, aunque a veces creemos presentirlo. Ante la vida cotidiana no es necesario reflexionar demasiado: estamos para los demás. Ante todo para aquellos  de cuya sonrisa y bienestar depende nuestra felicidad; pero también para tantos desconocidos a cuyo destino nos vincula una simpatía”. Albert Einstein (Mi visión del mundo)
 
.......................
 ..............
La mañana del martes 17 de octubre de 1961, me encontraba cogiendo agua en el pilón del barrio poco antes de asistir a la escuelita 378 de Quihuillán, donde cursaba el 4to. de Primaria; de pronto, en circunstancias que convergían en la esquina los señores Manuel Roque Dextre y Teófilo Salas Rivera, doblaron las campanas de la iglesia matriz de Chiquián, anunciando un deceso, motivando que mi cuerpo se escarapele, pues los camiones de mi padre y el de su compadre Segundo Robles Valverde, que debieron llegar de madrugada, no asomaban por la ceja de Caranca. Don Teófilo preguntó:

- ¿Por quién doblarán las campanas, Manuelito?

- Doblan por ti y por mí, hermano del alma. Le contestó compungido.

Don Manuel, persona muy instruida, otrora presidente de la Federación de Estudiantes del Perú, y reconocido poeta, al notar que su respuesta inquietó sobremanera a don Teófilo, le comentó que los versos “No preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti” corresponden al fragmento “POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS” del poeta inglés John Donne (1572 / 1631), fragmento que tres siglos después inspiró la novela del mismo nombre, del escritor americano Ernest Hemingway (1899/ 1961), fruto de sus experiencias como corresponsal en la guerra civil española.
................
 ........................
Dicha novela empieza así:

“Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si se tratara de un legendario monte, o de la casa solariega de uno de tus amigos o la tuya propia. Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti”. John Donne.
 
..............
Esquina chiquiana, escenario de la experiencia de vida

Doña María Gamarra de Calderón, quien retornaba del mercado de abastos, acercándose a los dos señores, les comunicó muy apenada:

- Mañuquito, Tiuchito, ha muerto nuestro amigo Shaprita.

Oír el sobrenombre, tantas veces escuchado en Chiquián y los pueblos aledaños, hizo llaga en mi alma para siempre, al interpretar en carne viva el mensaje del poeta metafísico John Donne, pues mi querido amigo Manuel Ñato Allauca partió antes de tiempo. Ser humano muy laborioso fue Shaprita, cuyo aporte era de suma importancia para el pueblo, sobre todo su fraterno afán de fecunda generosidad con los turistas, las amas de casa y los niños que lo teníamos como valioso ejemplo de vida. Dos horas después arribaron mi padre y su compadre Segundo, se habían quedado varados cerca del puente Mellizo (Mayorarca), por la rotura del eje delantero de un camión minero, en una angosta pendiente. Al día siguiente, miércoles 18 de octubre de 1961, el pueblo chiquiano decretó tarde no laborable, para acompañar al paisano querido hasta su última morada, al compás de la Marcha Fúnebre de Morán, entonada por la banda de músicos de la solidaria familia Aldave Montoro. Ese día, hasta los niños vestimos de luto.
 
Por éso y por mucho más, cada vez que muere un ser vivo, sé que algo de mí se desprende, y así será hasta el final de mis días, porque gracias a dicha experiencia aprendí que soy parte indisoluble de las obras de Dios, nuestro Creador: la Naturaleza y el Cosmos. Nadie, como bien lo señala John Donne, es una isla, por tanto, ningún ser humano merece vivir ni morir aislado. Al respecto, el poeta español Antonio Machado, nos dice: “A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd”, de ahí que el lugar mas cálido para el reposo sea el corazón humano, porque en el recuerdo y la esperanza anida el misterio de la eternidad, tal como reza el proverbio de Facundo Cabral: “No perdiste a nadie: el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón”, sin olvidar en cada momento del día las palabras de Jesús: "Yo soy la resurección, y la vida. Aquel que crea en Mí, aunque muera, vivirá."
 
...........

En estos últimos días han fallecido diez paisanos bolognesinos de gran valía. Hace un año, el 10 de febrero emprendió el Gran vuelo en Lima el escritor Luzuriaguino Guido Vidal Rodríguez, y al día siguiente 11 como hoy, también falleció en Lima, uno de mis amigos más amados, Hugo Nicanor Vilca del Castillo, nacido en Huari. Tengo la certeza de que por dichas pérdidas doblaron las campanas en Bolognesi, Mariscal Luzuriaga y Huari, como expresión de luto colectivo que mantienen y mantendrán eternamente nuestros pueblos fraternos, por más lejos que sus hijos pierdan la vida.

Desde los albores de la Humanidad todas las puertas del mundo han sido tocadas por el ala de la muerte, para las que se construyan ahora y después, es cuestión de tiempo solamente. Al respecto, cuentan que: “Un monje tenía siempre una taza de té al lado de su cama. Por la noche, antes de acostarse, la ponía boca abajo y, por la mañana, le daba la vuelta. Cuando un novicio le preguntó perplejo acerca de esa costumbre, el monje explicó que cada noche vaciaba simbólicamente la taza de la vida, como signo de aceptación de su propia mortalidad. El ritual le recordaba que aquel día había hecho cuanto debía y que, por tanto, estaba preparado en el caso de que le sorprendiera la muerte. Y cada mañana ponía la taza boca arriba para aceptar el obsequio de un nuevo día. El monje vivía la vida día a día, reconociendo cada amanecer que constituía un regalo maravilloso, pero también estaba preparado para abandonar esté mundo al final de cada jornada”. Estas y otras reflexiones que navegan en la Internet me inspiraron a escribir la hilachita:
 
.............
 .
   
EN CUALQUIER MOMENTO

La puerta de la vida se cierra, la sangre detiene su curso y el alma vuela como hoja quebradiza en el éter. Abajo los cardos siguen floreciendo en la redondez del mundo.

Todo acaba tras el último aliento, sólo lágrimas de congoja y plegarias a Dios corren en pos de la Resurrección.

Después quedan los recuerdos, y poco a poco el viento del olvido va borrando del mapa el único camino que no conduce a Roma, sino a la tumba.

Ignoro quién sobrevivirá y quién será el ausente en aquel momento. ¿Lo sabes tú?. Mientras tanto, ama y goza la vida segundo a segundo, por ventura divina.
 
..........................
 .
Confieso, no me ha sido nada fácil aceptar la muerte de mis seres queridos: abuelitos, mamá, papá, tíos, primos, sobrinos, maestros, compañeros de estudio, trabajo y de ocio, coterráneos y entrañables amigos. Solamente el honrar su recuerdo, compartir experiencias similares con fe y esperanza, entender que empezamos a morir desde que nacemos y dejar brotar las emociones contenidas, han hecho que no sea el muerto en vida del poema de Becquer, sino que viva cada día como si fuera el último, apreciando segundo a segundo lo bella que es la existencia terrena, en armonía plena con la creación del Altísimo.
.
-
En casos muy dolorosos un abrazo a tiempo es mejor que mil palabras, sin perder de vista el mensaje de San Agustín: "Cuando tenga que dejarte por un corto tiempo, por favor, no te entristezcas, ni derrames lágrimas, ni te abraces a tu pena a través de los años. Por el contrario, empieza de nuevo con valentía y con una sonrisa por mi memoria y en mi nombre y haz todas las cosas igual que antes, no alimentes tu soledad con días vacíos sino llena cada hora de manera útil. Yo estaré cerca de ti y nunca tengas miedo de morir porque yo estaré esperándote en el cielo".

.
  Chiquián, una vez más la banca vacía..

REYDA ALVARADO: CHIQUIANITA BELLA MUJER

JUDITH BALAREZO - LINDA CHIQUIANA

PASTORITA HUARACINA Y PRINCESITA DE YUNGAY

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

BANDA DE MANGAS

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

Oswaldo Pardo Loarte

Chiquián - Marco Calderón Ríos

BANDA DE LLIPA

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - DÓNDE ESTARÁ MIPRIMAVERA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA