miércoles, 16 de agosto de 2017

FIESTA DE SANTA ROSA EN CHIQUIÁN, PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD - PRESENTACIÓN - POR ARMANDO ALVARADO BALAREZO (NALO)

........
"Trenza tu pena con chinguirito 
o tu corazón se anegará en llanto
cuando te despidas de Chiquián
 al culminar la fiesta"
 Aralba, 5 SET 77
.
.
FIESTA DE SANTA ROSA DE LIMA EN CHIQUI
ÁN
 .
En 12 breves capítulos
 .
I
.
PRESENTACIÓN
..
Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)
.
 
No basta decir que los ocho días que dura la fiesta en honor a Santa Rosa de Lima, es algo único en nuestro trocito de ensueño del Ande eterno. Tampoco el saber que su variada gama de hospitalidad, devoción, bandas, orquestas, bailes, fuegos artificiales, manifestaciones culturales, tardes de toros, pallas y chinguirito, forman el abanico perfecto de uno de los destinos de mayor belleza en el mundo, ya que solamente viajando a Chiquián y pasando su Semana Patronal (28 AGO / 04 SET), se puede dimensionar de manera tangible el por qué de su encanto, sólo comparable al tibio brindis matinal en el alfalfar con espumante leche recién ordeñada y un puñado de cancha.
 .
No sé si cuando el pueblo se viste de fiesta será un poema, un sueño, una linda historia o una canción, pero si sé que uno se siente vivo sin necesidad de pellizcarse; es decir, un lugar para ser pintado en un lienzo de bayeta con la mejor acuarela del arco iris.
g
 .
Es que estar en el corazón del Perú profundo, donde el destino tejió las cunas del gran Luis Pardo y del cicerone andino Shaprita, es ingresar al compás de sus latidos a un escenario vivo, para constituirnos en actores de nuestra propia obra.
.
En cada rincón hay magia, colorido y calor humano. Allí los primeros rayos solares abren las albas cortinas del Huayhuash, como energía redentora que alegra el día. Luego le suceden cascadas y cascadas de hechos tan dulces, que la retina se desespera por absorberlo todo, sin dejar de lado detalle alguno a merced del viento; único medio capaz de descifrar el acertijo de la idiosincrasia del morador chiquiano, que año a año nos espera con los brazos abiertos, sin menguar su inquebrantable fe por la Santa Patrona.

 .
Y por si fuera poco, la fiesta de Santa Rosa ha sido concebida y delineada a través del tiempo por nuestros padres, que no escatimaron esfuerzo para que los visitantes no sólo disfruten de solaz esparcimiento, sino también para que lugareños, hijos pródigos y turistas: internalicen el secreto, tantas veces develado, de que en un ambiente lleno de manos de amistad y naturaleza vivificante, sin el glamour que suele deslumbrar haciéndonos perder la noción de la realidad, se puede tocar el cielo con los dedos, manteniendo los pies sobre la pachamama, pues hasta para acariciar los sueños se necesita tener buena raíz.


Hace un tiempo un ser humano que visitó Chiquián en la fiesta de agosto, se refirió así:
.
'"Hemos recorrido juntos tu pequeño mundo que embelesa el alma y brinda paz de infinito valor espiritual; un mágico edén lleno de luz y recuerdos agradables a los ojos y al corazón.
.
Desde que conocí Chiquián, cada mañana gris en El Olivar, cierro los ojos, busco a la distancia Caranca y desciendo tarareando un huaynito de la mano de Santa Rosita, para disfrutar de un sano ambiente colmado de encanto, belleza, música, gente buena y galería paisajista sin parangón que endulzan los sentidos.
.
Sigue describiendo la topografía espiritual de este paraíso real, al que Hualín de Fragua ha bautizado con ternura "Espejito del cielo"; y confía a plenitud en Dios, a quien a veces no vemos cuando nos mira, pero siempre esta ahí, cuidándonos. Él sólo te pide FE, dásela sin reparos; tal vez nunca alcances ver al imponente Yerupajá inclinarse para besar las aguas cantarinas del Aynín, pero observarás cosas mucho más bellas con los ojos del alma... LVRM'. 
..
 .
C H I Q U I Á N : Cada vez que respiro tu aire puro, un puñado de gemas preciosas iluminan mi espíritu, muchas veces apagado. En cada esquina de tus limpias callecitas mis labios sacian su sed telúrica con lluvias de solidaridad, cuyas cristalinas gotas trinan melodías de esperanza en mis pupilas, que ya ven desfilar nubes nacaradas cual hilachas de algodón que silentes bogan en el cielo azul.
 .
Recuerdo tu confidente Usgor que se roba el show con su caída de agüita clara que nutre las entrañas de Uyu. También añoro las casas de los funcionarios donde se siente una atmósfera bohemia que atrae como imán al santo y al pecador; amén del rico jacalocro que mantiene a raya a la golosa lombriz; ni qué decir del chinguirito con sabor a escorzonera y verso, que con nada combina pero que tiene 'onda'.
.
En fin, eres una parte mítica del Ande, casi congelada en el tiempo, tierra bendita que me enseñó a conjugar el verbo amar en todos los tiempos.
.
.
Late en mi mente el pensamiento de mi entrañable amigo Enrique Jara Aldave, eterno enamorado de Chiquián y sus faldas de Cochapata, lugar ahíto de verdor donde los niños amansábamos potrancas de palos de escoba con riendas de chiligua, añorando la Entrada:
.
'Si existe una palabra mágica que describe las visiones más sublimes del alma, esa santa palabra es CHIQUIAN: banda, fervor religioso, reencuentro, paisaje esmeralda como el Tarapacá, trago de sobra, combo gratis y sus bellas chumajla chinas, son la esencia de la fiesta mi querido Nalo...'  
.

Fuente:
.
Capítulo XIV de la novela "DEL MISMO TRIGO" 1993 - Bodas de Oro del Colegio Nacional "Coronel Bolognesi" de Chiquián. En Internet desde el 2003. Con nuevas y antiguas imágenes de uso comunal.

REYDA ALVARADO: CHIQUIANITA BELLA MUJER

JUDITH BALAREZO - LINDA CHIQUIANA

PASTORITA HUARACINA Y PRINCESITA DE YUNGAY

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

BANDA DE MANGAS

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

Oswaldo Pardo Loarte

Chiquián - Marco Calderón Ríos

BANDA DE LLIPA

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - DÓNDE ESTARÁ MIPRIMAVERA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA