jueves, 27 de octubre de 2016

GUITARRA, ECO DE INFANCIA - POR RÉGULO VILLARREAL DOLORES (PARARÍN, RECUAY)


GUITARRA, ECO DE INFANCIA

Régulo Villarreal Dolores

Guitarra compañera,
sonora acrobacia del corazón.
Tú, musa de madera, percibiendo el dolor del mundo
plasmas en seis cuerdas, versos carnales
haciendo del sentimiento, pensamiento.

Con los bailes de los dedos; cual danzas del instante,
capturando metáforas de suspiros con trémolos de arco iris,
formas el sentido filial del hombre
como arpegios de relámpagos peinándose
en abrazos fraternos de hichus en conflictos solitarios.

Guitarra compañera, dulce capricho del azar .
Mientras armabas sonrisas metálicas de los vientos,
¿Yo llegué a ti, o, tú a mí,  ¡de repente!
como todo amor verdadero?

Mi primera guitarra, no me llegó como laúd
envuelto en la magia de las 1000 y noches
Árabe, ni como kizára o kettarah o cítara
greca romana, sino, como arrullo comunero
de mi padre, en Pararín.
Fue  una guitarra, hecha por el mismo,
De restos de madera de su labor carpintero,
Y tenía el color del trigo de los Ayllus
y del polvo de los caminos como piel de historias.
De eso, ya  hace mucho tiempo.
Pero, desde esa vez, tú vigorizas el cariño de mi padre
endulzando las oraciones de mi madre.

De mi pecho siempre parten caminos a tus confidencias.

Mi Papá, a su modo,  también era una guitarra
de su Comunidad San Juan de Pararín,
era icono y semilla de la resistencia.
De él aprendí a tensar las cuerdas de la memoria
como acordes de responsabilidad social
y fuego de los caminos.

Así, guitarra mía, tú has sido siempre mi flor de tempestad
mi lluvia encendida,  trazando vectores de ideas
y pensamientos comunitarios.
Quien no hiere con las estrías de sus ideas,
es porque sus ideas no superan los vértices cotidianos.
Guitarra mía, poesía de belleza auténtica.
Tú enciendes horizontes de  rebeldías en mis dedos.
El cielo lava resonancias sonoras en tu boca de madera
como lava el enigma andino, sus laberintos míticos
en  las chullpas de Pilapunta.

Guitarra compañera,
Contigo contemplo mi sueño desde el suspiro
y tu nombre es un léxico
atendiendo a los potros de mis deseos.
¡Te amo, guitarra compañera!
Por encender el dolor en metálicas danza del azar.
por vigorizar el cariño de mi padre
robustecido en mi amor por su Comunidad.
Guitarra mía, eco de mi infancia,
mi recuerdo te rescata del abismo de los sueños,
O, ¿serán mis sueños simples asaltos de incendios
para armarte con llamaradas de mis recuerdos
en donde sonríe Papá?

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - DÓNDE ESTARÁ MIPRIMAVERA

WET - LUNA DE MIEL

WET - APAGA LA UZ

WET - DONDE ESTÉS

WET - ADAMO

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

Oswaldo Pardo Loarte

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA

ANANAU - ALBORADA

BANDA DE MANGAS

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

Chiquián - Marco Calderón Ríos

BANDA DE LLIPA

SECRETO AMOR