lunes, 24 de octubre de 2016

GRANDES MAESTROS - ZOILA CÁCERES DE PARDO - POR ARMANDO ALVARADO BALAREZO (NALO)


.
ZOILA CÁCERES DE PARDO
.
Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)
. .
Aquel lunes 3 de abril salí al mediodía de mi escuelita de Quihuillán, y corrí hasta mi casa de Jircán. Tomé una taza del comedor, la llené de agua y bebí todo lo que pude hasta quedar poco menos que asfixiado. Es que me moría de hambre y de sed, y mi mamá no estaba, había ido al Jardín de la Infancia a recoger a mi hermanito Felipe. Así inauguré en 1961 el 4to. de Primaria en el 378 de Chiquián. 
 
Quince minutos de espera para un estómago acostumbrado a comer a toda hora, era mucho tiempo, y en el intento de apaciguar a la lombriz fui a descansar a mi habitación. Allí, al verme tan diferente a los angelitos blancos de una estampita de la Primera Comunión que estaba junto al espejo, levanté los brazos, y a la luz solar observé la mitad de mis dedos de un color más oscuro que el resto de la mano... "¡Ahhh!, es por causa de los mitones que usé en la Puna para sentir menos frío", pensé. Atrás quedaron los días de vacaciones en Tupucancha. 
 
De pronto: 
 
- Flato, flato –escuché gritar a Felipe en el patio, sobresaltándome de mi letargo. Él pronunciaba así la palabra “flaco” con el que solía llamarme.
.

Final de la escalera que conduce al 2do. piso - casa de Jircán

Felipe subió corriendo las gradas y apareció en el cuarto arrastrando su cartapacio.

- Flato, mi maestra es la Señorita Zoila, hija de doña Estersita, me siento en el salón con Vichi, nos hemos demorado porque mamá estuvo conversando con la directora  -y Felipe se fue a darle la buena nueva a mi hermana Mirtha que acababa de llegar, también de su primer día de clases.

Así ingresó doña ZOILA CÁCERES DE PARDO al pequeño mundo de los hermanos Alvarado Balarezo, porque desde ese día Felipe nos tuvo al tanto de sus avances en la “Sección Verde”, siempre sonriente y lleno de amor por el estudio.

Ella fue la dulce Maestra que le enseñó el alfabeto, también a contar, a  escribir, a cantar y a recitar. pero sobre todo: le enseñó el camino que perfila al hombre de bien.

Ha pasado el tiempo... y como ayer, continuamos con nuestras reuniones familiares los fines de semana, donde repasamos con papá, mamá y mis hermanos, los gratos momentos que han sido importantes en todos los primeros años de nuestra existencia.

Ahora, después de dos décadas de cosas buenas y malas, vamos triunfando contra la amnesia que no podrá borrar de nuestras mentes y corazones lo que compartimos con los maestros, compañeros, vecinos y amigos. Sabemos que es un pequeño triunfo semanal, como son todas las victorias humanas contra el olvido, pero ahí vamos, intentado vencerlo, gracias a personas tan especiales como la maestra chiquiana ZOILA CÁCERES DE PARDO.

Huaraz, SET 1981
.


Chiquián

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - DÓNDE ESTARÁ MIPRIMAVERA

WET - LUNA DE MIEL

WET - APAGA LA UZ

WET - DONDE ESTÉS

WET - ADAMO

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

Oswaldo Pardo Loarte

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA

ANANAU - ALBORADA

BANDA DE MANGAS

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

Chiquián - Marco Calderón Ríos

BANDA DE LLIPA

SECRETO AMOR