sábado, 9 de julio de 2016

LAS MEJORES FLORES PARA ANATOLIA ALDAVE, EN SU ONOMÁSTICO 93



LAS MEJORES FLORES PARA ANATOLIA ALDAVE
.

Por Danilo Sánchez Lihón
 

"La poesía se forma
y se comunica en el abandono
más puro o en la espera más profunda." 
Paúl Valery

1. Ágata del Anillo Vallejo

La distinción “Ágata del Anillo Vallejo”, que otorga el movimiento cultural Capulí, Vallejo y su Tierra, en cuyo décimo primer Encuentro Internacional, realizado en Santiago de Chuco, María Anatolia Aldave Reyes ha tenido una participación destacada, se otorga ahora por tercera vez.

Sin embargo, es la primera oportunidad que se entrega esta distinción a una artista peruana. La han recibido antes el poeta Jaime Romanini de Chile, la venerable Sylvia Puentes de Oyenard de Uruguay y ahora, recién, una representante de nuestro país, como es Anatolia Aldave Reyes.

Es esta una distinción mágica, secreta, plena de poder, cual es el entregar nada menos que el Ágata legendaria del Anillo Vallejo, que es un talismán, una piedra de ara de una religión, como cabe imaginarla y concebirla a la poesía, con poder vivificador.

Poesía del pómulo morado, como la denominamos en el movimiento Capulí, Vallejo y su Tierra, al cual convoco a cada uno de ustedes a pertenecer, para incendiar las praderas con los valores del mundo andino, como son: la solidaridad, la fraternidad humana, la limpidez en nuestros actos. Y que es lo que nos hemos propuesto cumplir en la historia.

2. Poesía transida

Cuatro ejes fundamentales reconocemos en la trayectoria artística de Anatolia Aldave y que motivan esta distinción:

1. Su huella de maestra, inspirada en la poesía. ¡Qué bendición la nuestra de tener maestros y maestras poetas! Maestra de base, de humus, de arcilla, de escuela uní docente en Lurín, y de otra muy junto al cielo, en el Cerro San Cristóbal de Lima. ¿No es esto una muestra de autenticidad y de grandeza?

2. Le otorgamos esta distinción porque es la suya una literatura al servicio del aula, de la escuela, en donde cabe esperar que nuevos mundos se funden e inauguren en la conciencia de los niños. Poesía encarnada en Anatolia Aldave que es como tener un ángel al servicio de un paciente. ¿Se imaginan qué bendición? ¿Eso, acaso, no tiene hasta heroísmo?

3. Un tercer eje o razón es valorar la poesía que compone y escribe Anatolia, que es poesía transida, pero a la vez que salva.

3. Una llama indestructible

Poesía comprometida con los cariños más puros: a la tierra, a los niños, al Perú y al mundo andino. Y a todo bien y virtud, por humilde que sea, que haya nacido, habite o solo sea sueño todavía sobre la faz de la tierra.

Poesía como la suya que es agua clara y fresca de insólito manantial, que tiene de la Tierra el sentido, el coraje y el destino de lo que aquí duele pero que ella hace que también redima.

Que tiene del aire la música, la melodía y el trino del ave que canta en la rama más alta y plena de ilusiones.

Que tiene del agua la vida que fecunda y que germina. Poesía que va directa al corazón del hombre.

Que tiene del fuego la calidez de un corazón con amor bondadoso, que hace de nuestra permanencia en la tierra una llama indestructible.

4. Una cuarta faceta es su labor difusora como declamadora, en toda ocasión que se presenta, que es lo mismo a hacer poesía y estar al servicio de la poesía de otros cultores.

4. Una flor imperecedera

Arte de la declamación que ella lo hace sutil, donde se vivencia cada frase, es más: cada palabra, es más cada sonido y significado del lenguaje.

Arte de la declamación que ella lo ha elevado a la categoría de una excelsa pintura, por la gama de matices que despliega ante nuestros ojos.

Arte de la declamación que ella ha convertido también en música del alma, por las resonancias dormidas de melodías antiguas y nuevas que despierta.

Anatolia Aldave no se casó para ser un alma consagrada a la poesía. No ha tenido hijos, para hacer de todos los niños del mundo sus hijos espirituales,

Ha trasmutado su vida en poesía y a la poesía en humanidad trémula y altiva.

Poesía límpida, clara, cristalina en diálogo permanente con la naturaleza, y lo mejor de los valores humanos.

Solo vidas como la de Anatolia permanecen con una fragancia inacabables como una flor imperecedera, porque la vida a secas, con ser tan sublime se pierde, apaga y termina.

5. Unjan sus sienes

Anatolia es una torcaza que canta principalmente al amor a la tierra con entrañable esperanza, por eso nos identificamos con ella.

Es el ave seráfica de un jardín que solo se adivina a la luz del alba

Ave del cielo que es un privilegio verla posada aquí en la tierra, en el tejado de un pueblo andino como es su Chiquián querido, espejito del cielo.

Hay algo tan etéreo en ella que me parece que hablara o escribiera un ángel cuando la escucho o la leo.

Me conmueve y me da la dicha de pensar que el mundo nos da el regalo de las flores, las estrellas, el alba, y de los niños que nacen. Y de personas como Anatolia Aldave que nos evidencian que la vida es un milagro y es hermosa.

Que las mejores flores de su Chiquián querido destilen sus zumos y fragancias, unjan sus sienes y la coronen con laurel y rosas para siempre. 


.
  "Chiquián Querido", presente en casa de doña Anatolia (leyendo saludos)


MAESTRA, POETA Y DECLAMADORA NACIONAL


MARÍA ANATOLIA ALDAVE REYES


oooOooo



IMAGENES DEL RECUERDO

Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)


PRESENTACIÓN DEL POEMARIO:

"HUELLAS DE MAESTRA"

en la Casa de la Literatura Peruana - 7 JUL 2009



Galardón "Capulí, Vallejo y su Tierra":


Ágata del Anillo Vallejo,

Medalla de Oro

y Diploma de Honor

.



AULA CAPULÍ
.



SANTIAGO DE CHUCO, CUNA DE CÉSAR VALLEJO

21, 22 y 23 de mayo de 2010


Casa de César Vallejo


Palacio Municipal



Iglesia



Plaza Mayor



RECUERDOS
 
.

.
Lima, 09 de julio de 2011

HOLA SHAY:

"Pueblo bendito es aquel,
cuyos hijos lo veneran, prestigian
 y engrandecen con sus obras de bien". 
NAB

La voz de nuestra Poeta y Declamadora Nacional: MARÍA ANATOLIA ALDAVE REYES, tiene vida propia, una impecable biografía y una larga data de triunfos a lo largo y ancho del Orbe. En mi mente todavía resuenan los ecos del poema de su autoría, declamado con hondo sentimiento chiquiano, el 14 de diciembre de 2005 en el Auditórium de la Municipalidad de San Isidro: 
 ESPEJITO DEL CIELO. 

 

.
Autora: María Anatolia Aldave Reyes


¡Chiquián querido!
mi pequeña Patria encantada
"Mi espejito del cielo"
quedaste estampada en mi recuerdo
con tus azules y transparentes amaneceres,
tus cerros verde esmeralda,
el trinar de los pájaros alegres
en los añosos eucaliptos;
tus cristalinas cascadas
de Umpay, Putu, Usghor
con el agua dulce de los puquiales
de Shapash, Oro Puquio
donde las delicadas mariposas
jugueteaban entre las multicolores
flores del campo de perfume arrobador.

¡Oh! frescas tardes de otoño
con el alegre balar de los becerros,
el rocío que tiritaba sobre las hojas
el leve soplo del aromado viento,
potreros de alfalfa con sus flores azules,
alfombras de flores, con la flor de papa
la flor de haba;
las ligeras lagartijas,
los tranquilos sapitos
son sueños de mi infancia
como tules de espumas.

Los bullangueros loritos verde-rojo
las palomas cuculíes,
los gorriones y chivillos,
los ruiseñores, canarios y jilgueros
en armonioso concierto
volando en bandadas
en busca de alimentos
por ese cielo azul inigualado.

Te quiero y te extraño
mi tierra linda
pedacito de cielo
entre la Cordillera Blanca
y la imponente Cordillera Negra.

¡Oh! noches de luna plateada
con tu cielo tachonado
de titilantes estrellas;
cuentos de almas y fantasmas
chirrido de puertas, aullido de perros,
la paca paca mal agüero
que hasta hoy el miedo me estremece.

Yo vivo enamorada
de tus paisajes, de tu cielo,
de tus níveas cumbres,
de tu gente generosa;
pretendo retenerte en mi corazón
fluyendo ríos de emociones
y mi alma rebosante de amor.

¡Oh fuerza telúrica, celeste,
encarnada en chicos y grandes
hombres y mujeres,
jóvenes y ancianos.

¡Tierra de esperanza!
"Espejito del cielo"
deseo sintonizar
mis esfuerzos e ideales
para una siembra mejor
de amor y esperanza.

.


Durante una charla con dos de sus compañeras de estudio, comentaron que doña Anatolia era una alumna vigorosa, inteligente, despierta y brillante. El interés por los libros, el cumplimiento minucioso de las tareas encomendadas por sus maestras y la realidad circundante que surgió en ella desde muy temprana edad, la impulsaron a estudiar para Maestra, a la par que ingresaba al difícil mundo de la declamación poética donde la voz, la entonación, la emoción y sobre todo una gran memoria son claves para el éxito.

Pero sería injusto atribuir sus logros alcanzados como Maestra, Poeta y Declamadora, exclusivamente a sus dotes innatas; pues sólo el trabajo tesonero y paciente a lo largo de los años puede reportar grandes frutos y, al mismo tiempo, contribuir a desarrollar las aptitudes naturales del ser humano. Esta gran capacidad de trabajo, también le fue propia a doña Anatolia desde sus años primeros, como describo en la nota del recuerdo: "Cuando recordar, es vivir feliz".



.
DOÑA ANATOLIA 

Reciba Ud., el saludo fraterno de mis hermanos en este Día de su santo, con los mejores deseos porque continúen sus éxitos en bien de nuestra tierra ancashina. Asimismo mi saludo fraterno a nuestros paisanos y familiares: Elena Vásquez Sotelo, Daría Padilla Sánchez, Alejandrina Tafur Anzualdo, David Eusebio Tarazona Yabar y Víctor Bolarte Sánchez, quienes también cumplen años hoy. Que Dios los bendiga.

Un fuerte abrazo

Nalo 

CUANDO RECORDAR ES VIVIR FELIZ

Por Nalo Alvarado Balarezo
.

Escribir sobre doña MARÍA ANATOLIA ALDAVE REYES, no es tarea sencilla, pues su amplia trayectoria como Maestra, Benefactora Cultural, Poeta y Declamadora, goza de fama en Ancash y en los más raleados círculos literarios limeños. Cada vez que uno escucha sus recitales poéticos, ve más nítidamente la luz estelar de los versos amados. Aquellos que nos han dejado como legado los grandes poetas universales y nacionales. En ello estriba la eterna juventud de su declamación, donde el tiempo parece suspendido en el aura. 

Un poema recitado por ella, ahonda nuestra percepción de la vida, nos interna en lo más profundo de la esencia humana y nos ayuda a encontrar la paz interior que sólo la poesía puede darnos: una paz comprometida con el sentimiento telúrico y su abrazo con la espiritualidad ancashina. 

Su dulce canto va directo al corazón y fluye apresurando la mente que nos comunica lo que sentimos en lo más profundo de nuestro ser. Su voz nos expande, nos expresa, se ocupa de ponerle nombre a nuestro sentir y nos hace comprender sobre el rol del poema en la vida del ser humano. Al respecto, Gary Snyder subraya: "La poesía es el vehículo del misterio de la voz; es el empleo hábil e inspirado de la voz y del lenguaje para captar estados de ánimo extraños y poderosos". Y eso, precisamente logra doña Anatolia con su bello arte. 

Cuando uno la ve desplazarse en una actividad social o cultural a más de 4 mil metros de altura con su andar juvenil a prueba de "soroche", y su mirada clara como la pupila de la laguna de Concocha, resulta increíble imaginar su larga y fecunda trayectoria magisterial de tantos años de lucha en las bases mismas de la educación, donde los sueños llevan el sello indeleble del tiempo, orientado impetuosamente hacia el futuro.

Escucharla es regresar a la infancia y ver la estela que van dejando las olas cuando uno trata de pasar a la otra orilla una collota lanzada al ras del río, o volver a sentir con fuerza el latido cardiaco cuando nos acercábamos al cable de telégrafos que atravesaba las chacras chiquianas, para escuchar el rumor de las comunicaciones, que iban y venían llevando mensajes de amor filial gracias a la clave Morse. También es sentir el ansioso canto de los pichuichancas despidiéndose de la primavera, o el trinar nostálgico de una paloma mensajera que no halla la ruta para retornar a "Espejito del cielo".
.
.
Hace un tiempo mi papá me prestó la revista "ECO REGIONAL" II EPOCA Nº 7, en cuyo contenido fluye amable la Hoja de Vida de doña Anatolia, la misma que comparto con ustedes en este día tan especial: 

MARIA ANATOLIA ALDAVE REYES

MAESTRA BOLOGNESINA:

"PALMAS MAGISTERIALES 1994"

Justa y merecida distinción constituye el otorgamiento por el Ministerio de Educación de las "Palmas Magisteriales" a la abnegada maestra bolognesina, doña María Anatolia Aldave Reyes. A fin de conocer algunos aspectos de su trayectoria de docente y de su desempeño en actividades artísticas-culturales y sociales, acudimos a conversar con ella en su domicilio de Miraflores. He aquí en apretada síntesis sus datos personales, su trayectoria como docente y su protagonismo artístico-cultural y social:

Es natural de Chiquián. Estudio la Primaria en su pueblo natal, la Secundaria en Lima. Obtuvo el título de Normalista en Huaraz. Siguió cursos de especialización en: Orientación y Bienestar del Educando, Relaciones Públicas y Extensión Educativa. Al respecto nos comenta:

Siempre laboré en educación Primaria, preferentemente en centros educativos de reciente creación. El trabajo magisterial me ha deparado satisfacciones por el deber cumplido con amor y desprendimiento. He dejado mis huellas en cada uno de los centros educativos hasta el último día de mi retiro voluntario, al cumplir más de 30 años de servicios oficiales, sin contar los 4 años de estudios de profesionalización.

En mi desempeño profesional tuve mucha inquietud, responsabilidad y puntualidad. Casi nunca falté. Cuando en una oportunidad por razones de emergencia viajé de Chiquián a Lima, lo recuerdo con cierto orgullo personal, fui subrogada por un año; pero nunca utilicé recomendaciones para mi reposición. Más adelante, fui delegado de LLaclla ante la Asociación Provincial de Maestros, y luego me desempeñé como Secretaria del Interior de Chiquián. En Lima, fui delegada de la Provincia, y posteriormente al realizarse un Congreso Nacional de Educadores en el que se eligió la Primera Junta del Sindicato Nacional fui electa como Secretaria de Biblioteca.

Como docente me inicié en Chiquián, con amor y dedicación. En Lima, trabajé en la zona rural "La Rinconada de Lurín". Allí movilicé a los padres de familia para comprar un terreno de 5000 m2 donde se construyó el centro educativo. Luego trabajé en el barrio de Leticia del Cerro San Cristóbal, como profesora unidocente. También allí procuré que se construyera la Escuela en un terreno que fue expropiado a una institución mutualista. Posteriormente concursé una plaza docente en Miraflores, barrio de Santa Cruz. Más adelante trabajé en las Escuelas Integradas de Surquillo durante 8 años. De allí me promocionaron al Núcleo Educativo, en el que permanecí 5 años, y renuncié por salud. Posteriormente me hice cargo de una Escuelita de barriada, a orillas del río Surco (San Borja), allí realizamos trabajos de titanes 2 años y medio. Adquirimos por gestiones personales ante el Estado, un terreno de 3,300 m2 para la escuela y lo dejé con 26 maestros en 3 turnos y 560 alumnos.

En cuanto a sus actividades artísticos-culturales y sociales nos refiere, que es socia de la "Mesa Redonda Panamericana" de San Isidro". Indica además:

He sido su Presidenta en uno de los períodos de dirigencia. He ocupado cargos en la Asociación Nacional de Maestros Primarios, como Vice Presidente y Secretaria. Las distinciones que me han otorgado las tengo más en el corazón que en rollos de cartulina. Resoluciones, oficios, cartas, que las polillas van aprovechándose con ellas. Entre las distinciones que puedo mencionar, están: Las Palmas Magisteriales del Ministerio de Educación Pública. Los Laureles Magisteriales del Club Ancash, los diplomas de la Asociación Nacional de Maestros, de la Mesa Redonda Panamericana y de la Asociación Cultural INSULA. He presentado recitales poéticos en: Las municipalidades de San Isidro, Miraflores y San Borja; en el Club Chiquián y en la Municipalidad Provincial de Bolognesi. He preparado boletines y participado en la edición de la Revista "CHIQUIÁN" Nº 1 en 1980.
.
.
También comparto la bella semblanza sobre doña Anatolia, escrita por nuestro querido paisano y amigo Filomeno Zubieta Núñez, con ocasión del DÍA DEL MAESTRO:

GALERÍA FOTOGRÁFICA
.
(Fotografías de Nalo Alvarado Balarezo, para uso comunitario)

EN EL XVII ENCUENTRO DE ESCRITORES Y POETAS DE ANCASH
.
CHIQUIÁN - 3, 4 Y 5 ENE 2009
.



 
EN EL CLUB ANCASH - LIMA

 











 
EN EL CLUB CHIQUIÁN - LIMA




 
EN EL XVIII ENCUENTRO DE ESCRITORES Y POETAS DE ANCASH

HUARI - 15, 16 Y 17 MAY 2009





















EN MI CASA



GRANDES MAESTROS

MARÍA ANATOLIA ALDAVE REYES

..


Por: Filomeno Zubieta Núñez

El Día del Maestro es una fecha nacida al calor de la creación y puesta en marcha del primer centro de formación de maestros ocurrida el 6 de julio de 1823 por el Generalísimo don José de San Martín que, con el transcurrir del tiempo, ha devenido en la Universidad Nacional de Educación “Enrique Guzmán y Valle”, La Cantuta. Es, también, una fecha en que rendimos un cálido saludo a nuestros maestros, a todos sin excepción.

Sin embargo, queremos hacer un alto para referirnos a una ilustre maestra chiquiana en plena práctica de su magisterio, hoy fuera de las aulas: la señorita María Anatolia Aldave Reyes. En el reciente XVIII Encuentro de Escritores y Poetas de Ancash, AEPA, realizado en Huari los días 15, 16 y 17 de mayo pasado fue distinguida como una de las baluartes de la intelectualidad ancashina junto al literato Carlos Eduardo Zavaleta y al historiador Augusto Alba Herrera, con ese motivo pergeñamos unas líneas dedicadas a nuestra paisana que compartimos con nuestros lectores.

Anatolia Aldave: maestra, poetisa, declamadora e institucionalista bolognesina. Nació en Chiquiàn el 9 de julio de 1923. Sus padres don Alejandro Aldave Novoa (peluquero y hojalatero) y doña María Reyes Barba. Es la cuarta de 7 hermanos: Isolina, Rosa, Eduardo, María Anatolia, Zoila, Arturo y Alejandro. De ellos, hace poco falleció una hermana..

Un breve recorrido por su derrotero de vida nos señala lo siguiente.

Estudió la primaria en su tierra natal, Chiquiàn, tuvo como maestras a las dilectas damas Luz Romero, Delia Barrenechea, Emiliana Cerrate de Valenzuela. La educación secundaria la cursó en el Liceo de Lima, donde tuvo como profesor al Dr. Alberto Tauro del Pino. Sus vacaciones las aprovechaba para realizar continuas caminatas por los distintos parajes de su tierra, algunas veces a caballo otras a pie, bebiendo de las aguas cristalinas de sus arroyos, llenándose los pulmones de los perfumes de las flores, deleitándose del trinar de sus avecillas.

Sus estudios profesionales los realizó, entre 1943 y 1946, en la recién aperturada Escuela Normal de Mujeres de Huaraz, regentada por sacerdotes españoles, gracias a una beca de estudios obtenida en mérito a sus calificaciones, representando a la provincia de Bolognesi.

Su espíritu de aventura, sus deseos de trasmitir lo aprendido en las aulas profesionales y conocer distintas realidades de la educación de nuestro país, la llevó a recorrer diferentes centros educativos como se puede ver de su derrotero profesional.

Inició el ejercicio de su profesorado en 1947 en el pueblito de Buenavista, del distrito de Huallacayán, como voluntaria. Al poco tiempo obtuvo su nombramiento en el Centro Escolar Nº 532 de Chiquián, permaneciendo dos años. La enfermedad de su hermana Rosita hizo que se dedicara a ella y por sus ausencias fue subrogada del ejercicio docente.

En 1949 reinicia su docencia en la escuela unidocente de La Rinconada de Lurín; aquí su permanencia de 5 años fue de lo más fructífera: incrementó notablemente el número de estudiantes, adquirió un terreno de 5000 metros para local escolar. Estando allí le cupo participar en los festejos del Cincuentenario de la Provincia de Bolognesi en 1953 como parte de una Comisión formada por los hijos residentes en Lima.

En 1954, por permuta, llega a un centro educativo del cerro San Cristóbal que funcionaba en el local de una sociedad mutualista. Su permanencia de 5 años, con plena identificación con los niños y los padres de familia, dice mucho de su identificación con los más pobres; gracias a sus gestiones se incrementó el número de plazas de auxiliares y portería.

En 1959, gracias a un concurso nacional de maestros, obtuvo plaza en un centro educativo de reciente creación en el barrio Santa Cruz del distrito de Miraflores. En los 12 años de su permanencia logró transformaciones notables convirtiendo a la escuela en todo un modelo a nivel distrital.

En un concurso de provisión de plazas docentes para las escuelas integradas se presenta y logra la dirección de un centro educativo de Surquillo que tenía tres turnos. Poco a poco fue logrando la plena puntualidad y dedicación al quehacer educativo de docentes y estudiantes, formando una sola asociación de padres de familia a nivel de centro educativo. Permaneció cuatro años y medio.

El Núcleo Educativo Comunal, NEC, que funcionaba en la Gran Unidad Escolar Ricardo Palma como centro base, la adscribe como Promotora de Extensión Educativa. Aquí estuvo 4 años dedicada íntegramente a sus labores profesionales. Es más, el exceso de trabajo le generó un agudo estrés. Por prescripción médica tomó unas largas vacaciones que las aprovechó para incorporarse a una delegación de maestros que, en representación del Perú, iban visitar realidades de otros países; así, por dos meses recorrió Brasilia, Minas Gerais, Río de Janeiro, Sao Paulo, Río de la Plata, Valparaíso y Santiago.

A su regreso, y siguiendo indicaciones médicas, optó por no retornar al NEC y se fue a una escuelita de la barriada de Surquillo que tenía solo 2 maestras y muy pocos alumnos. Su cariño al medio y a su profesión pronto rindió buenos frutos; más de 500 alumnos, 36 maestros y un terreno propio de 3,500 metros dicen de sus logros. Estando en este centro educativo, con 32 años de servicios efectivos y porque tenía un proyecto ineludible en Venezuela, se tuvo que retirar del ejercicio profesional en 1978.

Luego de su retiro radicó 3 años en Venezuela y un año en los Estados Unidos.

Si bien no formó hogar propio, no por eso dejó de dar amor maternal a los suyos, en su casa crecieron sus sobrinos y sus hermanos recibieron todo el calor familiar.

En su larga y dilatada carrera escribió centenas de composiciones cívicas y alrededor de dos millares de poesías, la mayoría dedicada a sus alumnos acorde con el calendario escolar y a su tierra natal, Chiquián. No desaprovechaba la oportunidad para declamar composiciones propias y ajenas en las actuaciones escolares o institucionales. De 1990 a la fecha se ha dedicado enteramente a su labor como declamadora y animadora de instituciones culturales.

Maestra inquieta y con una enorme energía que brindar, desplegó una amplia actividad institucionalista. Fue delegada de la Provincia de Bolognesi ante la Asociación Nacional de Profesores Primarios del Perú. Más tarde, ocupó la secretaría de biblioteca del Sindicato Nacional de Maestros Primarios del Perú. También, fue animadora de la vida cultural del Club Chiquián residentes en Lima.

Pertenece a la reconocida institución INSULA-Miraflores, en cuyas actuaciones ha puesto de manifiesto sus dotes declamatorias.

Es asidua participante de las actividades culturales. Ha presentado una serie de recitales en los últimos 20 años; igualmente, ha tomado parte en sinnúmero de seminarios, congresos, talleres, etc. brindando su granito de arena. Pese a sus años mantiene toda su vitalidad y jovialidad; infundiendo optimismo en todos los que la conocemos y apreciamos. Es que sigue en ejercicio de su magisterio, no ha dejado de maestra.

Por 12 años perteneció a la Junta Vecinal de Miraflores contribuyendo con sus ideas y acciones a una mejor vida barrial y cultural. Desde hace muchos años forma parte de la Mesa Redonda Panamericana de San Isidro donde ocupó varios cargos como el de la presidencia en tres períodos.

En su dilatada vida profesional, institucional e intelectual ha recibido una serie de premios y reconocimientos del Ministerio de Educación de las Municipalidades de Miraflores, San Isidro, Bolognesi, etc. Siendo el más alto las Palmas Magisteriales que se le otorgaron en 1990. Pero, por encima de todo, goza del cariño y aprecio general, especialmente de sus paisanos. Por todo esto y mucho más,
.
¡Feliz Día Maestra Anatolia!
.





Ediciones "Pichuichanca" Armando Alvarado Balarezo
 
.
RECITAL POÉTICO Y MUSICAL 

HOMENAJE A: 

JOSÉ SANTOS CHOCANO GASTAÑODI

"Cantor de América"

..

..
Casa de la Literatura Peruana 

PROGRAMA 

- Palabras de bienvenida: Dr. Ernesto Yepes del Castillo, Coordinador General de la Casa de la Literatura Peruana.
- Presentación: Dra. Carlota Flores de Naveda: "Chocano, Poeta Inmortal".
- Recital Poético: Declamadora Nacional María Anatolia Aldave Reyes

.

Blasón

¡Quién sabe!

Medianoche en un lecho

Nostalgia

La tristeza del Inca

La vida náufraga

La canción del camino

Los caballos de los conquistadores 

- Marco Musical: Cantautor Nacional Avelino Rodríguez Pavón
.

Plaza de Armas de Chiquián
.
MARÍA ANATOLIA ALDAVE REYES, va camino a los 90 fructíferos años, mas sus declamaciones poéticas son de eterna primavera, como los campos fecundos, las añiles lagunas y los níveos picachos de su querencia: CHIQUIÁN "Espejito del cielo". Un bello ejemplo para las presentes y las futuras generaciones.

Un poquito más de nuestra Declamadora Nacional: 

http://nalochiquian.blogspot.com/2009/07/grandes-maestros-maria-anatolia-aldave.html

http://naloalvaradochiquian.blogspot.com/2009/07/feliz-cumpleanos-maestra-poeta-y.html
.

Fótografías del Recital Poético y Musical

Casa de la Literatura Peruana - 11 DIC 2009 7 pm 

Por: Armando Alvarado Balarezo (Nalo
.

.
Bienvenida y Presentación
..
Dr. Ernesto Yepes del Castillo
.
Dra. Carlota Flores de Naveda

.
Recital Poético:
.
María Anatolia Aldave Reyes
.











.
.
Marco Musical:
.
Avelino Rodríguez Pavón

.



.
.
Imágenes para el recuerdo

.






























.
RECITAL POÉTICO Y MUSICAL
.
HOMENAJE A:
.
JOSÉ SANTOS CHOCANO
.
"Cantor de América"
.
Fotografías y edición por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)

REYDA ALVARADO: CHIQUIANITA BELLA MUJER

JUDITH BALAREZO - LINDA CHIQUIANA

PASTORITA HUARACINA Y PRINCESITA DE YUNGAY

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

BANDA DE MANGAS

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

Oswaldo Pardo Loarte

Chiquián - Marco Calderón Ríos

BANDA DE LLIPA

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - DÓNDE ESTARÁ MIPRIMAVERA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA