martes, 3 de marzo de 2015

EN EL DÍA MUNDIAL DE LA VIDA SILVESTRE - ARMANDO ALVARADO BALAREZO (NALO)

 
LOS MEJORES CAZADORES DEL MUNDO
.
 Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo) 
 

.
Llegaron a nuestra casita de Tupucancha a las 10 de la mañana. Ninguno de los cinco arribó con equipaje, pero cada quien portaba una carabina. Fue el último viernes de marzo de 1962, a menos de una semana para que culminen las vacaciones escolares.
Descansaron dos horas y salieron a cazar aves a la laguna de Conococha, según le comentaron a mi abuelita, minutos antes de partir.

Mientras se marchaban, pensé: "los malos andan armados y en grupo", presagiando la muerte de mis amigos plumíferos de la laguna, a quienes ya había bautizado con los sobrenombres de los chiuchis de Jircán, barrio donde vivía con mis padres y hermanos en Chiquián..

Desde el mediodía hasta el ocaso, sentado en una roca con el viento mordiendo los mechones de ichu, le pedi al Se
ñor de las Alturas, que los cinco cazadores retornen con las manos vacías.
.
Cerca del anochecer aparecieron, y sentí un escalofr
ío en el cuerpo al observar a dos de ellos con un abultado costalillo a cuestas. "Dentro de los costalillos están muertos mis amiguitos de la laguna", musité dolido, y sollozando me fui a dormir, mas no logré conciliar el sueño.
.
A las seis de la mañana, al escuchar voces y risas que venían del patio, salí. Los cazadores se estaban despidiendo de mi abuelita, con sus carabinas al hombro. Se iban con las manos vacías. Por eso en cuanto se marcharon fui corriendo a la habitación donde pasaron la noche. Sobre la mesa estaba un costalillo doblado en cuatro
y las migajas de los panes que desayunaron. En una silla aguardaba el otro costalillo, totalmente repleto. Haciendo de tripas corazón lo abrí, y mi sorpresa fue la mejor expresión de la esperanza y la fe, pues no estaban los cuerpos inertes de mis amiguitos, sino panes que compraron en el poblado de Conococha para dejarnos como agradecimiento por el hospedaje.
.
Con las pupilas bañadas por la emoción, caminé y caminé lo más veloz que pude hasta la laguna; gracias a Dios, allí estaban todos:

 .
 "Mañuco", "Cañita", "Uluy", "Ishilín", "Anchita", "Ticucho", "Añico" y "Nicucho", cada quien liderando su cuadrilla de tiernos aguash que nadaban a sus anchas. También estaba parada en la orilla la huachua "Chichica" junto a su novio "Patuco". Los liclish, ácacas, huaychos y demás pajaritos con sus trinos y vuelos acrobáticos me anunciaron un bonito día. Mis demás amiguitos plumíreros vendrían más tarde desde los deshielos del Tucu Chira..
.


* * *

No sé si erraron los tiros por impericia. Quizá sus armas eran como la "Carabina de Ambrosio". O iluminados por el Altísimo, ni siquiera apuntaron a las indefensas aves al percatarse que su belleza silvestre le daba vida a la laguna; solo sé que los cinco seres humanos que visitaron la Puna aquel viernes, fueron LOS MEJORES CAZADORES DEL MUNDO.
.
Lima, 15 de junio de 2001

Fuente:

"El Juguete y Otros Cuentos", de NAB.


 
.
CUCULÍ

Por Armando Alvarado Balarezo (Nalo)

Cuando la madrugada del 16 de junio de 1973, revisaba unas notas después de haber apagado 22 velitas, hallé este poema inconcluso, que escribí en Lima el 30 de agosto de 1972, apenado por no haber ido a Chiquián a pasar la fiesta de Santa Rosa:
 

No sé si fuiste estrella o centella, quiza tierna avecilla o dulce semilla, tal vez lluvia, de repente rocío; sólo sé que eras todo para mí: vino, caricia, sangre, fuego...

Mientras leía el poema me pareció escuchar el canto de la paloma cuculí, que un día de abril de 1959 adormeció mis manos cuando estiraba la hondilla que pensaba estrenar. 
 
Aquella mañana la paloma cantaba y cantaba mirándome a los ojos con una ternura indescifrable, como perdonándome por lo que estaba a punto de realizar. Bajé las manos, y me quedé contemplando el horizonte.

Tan pronto alzó vuelo, enterré al pie de un aliso mi primera y última hondilla. Aquel domingo, después de un largo paseo por los sembríos de Macpúm, retorné con los bolsillos vacíos, pero con el corazón henchido de felicidad.
 
 Ya en casa mi mamá me preguntó:

- ¿Por qué vienes tan contento?

- Es que he enterrado mi hondilla, mamita.

- Dios me ha escuchado hijito, sin esa hondilla seguirás siendo un niño feliz -en aquel entonces tenía 8 años.

Con el inconcluso poema en la mano izquierda, cual si fuera un guijarro, y la derecha sosteniendo un lápiz como calapa, fue como nació "CUCULÍ", 13 años después:
.

CUCULÍ
 .
No tengo buena memoria como quisiera, pues no recuerdo detalles que se quedaron suspendidos en el alero de los años, mas el tiempo no logrará borrar la dulzura de tu canto. Canto de esperanza que en cada despertar vivifica mis sentidos.

Cuculí, si mi vida duraría una semana: el domingo sería eterna primavera fulgurando en tus pupilas de ébano; el lunes, verano abrasador con atardeceres escarlatas iluminando la línea del horizonte; el martes, vendaval de otoño deshojando margaritas silvestres a su paso; el jueves, crudo invierno envuelto en el sudario del recuerdo; el viernes, solo con mi soledad, mi leal compañera; y el sábado: "Gloria a Dios en las alturas, y en la Tierra, paz a los hombres de buena voluntad".

Nunca dejes de cantar.

Lima, 16 de junio de 1973

Fuente:

Poemario "Sentimientos"

.
 

REYDA ALVARADO: CHIQUIANITA BELLA MUJER

JUDITH BALAREZO - LINDA CHIQUIANA

PASTORITA HUARACINA Y PRINCESITA DE YUNGAY

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

BANDA DE MANGAS

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

Oswaldo Pardo Loarte

Chiquián - Marco Calderón Ríos

BANDA DE LLIPA

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - DÓNDE ESTARÁ MIPRIMAVERA

WET - LUNA DE MIEL

WET - DONDE ESTÉS

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA