lunes, 12 de enero de 2015

LIX ANIVERSARIO DE LA PROVINCIA MARISCAL LUZURIAGA (PISCOBAMBA) - POR JUAN RODRÍGUEZ JARA


ODA A  PISCOBAMBA

Por Juan Rodríguez Jara

Bella meseta andina de Áncash.
Te visitaron de Sechin y Chavín,
abrigaste a los Pishgopampas
forjando una gran civilización.
Resististe con  gran heroísmo
la invasión del imperio Inka.
Recibiste a Capac Yupanqui
en conquista de amor a Lucero;
fueron huéspedes los españoles
cambiando tu gran ruta nativa.
Fuiste grande entre grandes
alumbrando la conquista en religión
con tu colonial catedral y convento,
donde oró Santo Toribio de Mogrovejo; 
pero los convenidos destruyeron
para vender el terreno sin razón.
En la República fuiste provincia
capital de la región Conchucos
con el primer gobernador tu hijo
Francisco Borja Rodríguez.
Tus avaros vecinos y malos hijos
te desmembraron muy alegres, 
hace 59 años te reivindicaron. 
De niño te conocí en sonrisa,
con tus noches calladas sin sol
y tus amaneceres sin lunas.
Me enseñaste el canto salvaje
de los pájaros en caricias.
Jugábamos con las estrellas
en inmenso mar de nuestro cielo,
allí trazamos siempre el arco iris.
Los surcos abiertos en tu tierra
cerrábamos con la semilla futura
y regresábamos a cosechar vida.
Del frío me cubrías en bayetas
matabas en tullpas mi hambre,
me bañabas en tardes de lluvia,
me alumbrabas con tu rayo;
calmaste mi sed con tus aguas.
Tus campos me entregaste,
tus riachuelos me regalaste,
tu aire puro me guardaste
y el cielo nos repartimos.
Tu tierra fabricó mi existencia:
medimos tus largos caminos,
oramos en tus apus en cruces
cazando el aire de los ichus.
Cruzamos tus ríos Collota,
Marañón, Pomas, Pacosbamba;
bebimos las cristalinas aguas
 del cariñoso riachuelo Andaymayo.
Guardamos tus antiguos barrios
Convento, Chaupis, Cushipata,
 Pampa y luego Ramos Capilla,
que cuidaban al testigo eucalipto
que escribía la historia viva.
Guardas tu existencia eterna
la ciudad y la plaza grande 
de trazo colonial de los Ibéricos.
Jugué fútbol en tu plaza verde
regando tus fresnos a su alrededor;
doblé campanas en tu torre vieja
cuando te hicieron provincia.
Tus fiestas disfrutamos
en danza de violines y arpas,
alegres roncadoras en pincullo.
Dimos serenatas a bellas chicas
 con agua bendita nos agradecieron.
 Un dieseis de enero madrugado,
cuatro días de provincia,
me despediste en Pacosbamba
 con mi fiambre en bolsillo
y un palo de eucalipto de bastón
me mandaste por el mundo 
a buscar horizontes
te quedaste solo y callado
sin más remedio que un abrazo,
historia de un hijo que se ausenta.
Ahora tienes muchos hijos dolidos
que se ufanan  de velar por tu gloria.
Hoy pido a los apus en cruces 
que prendan velas en incienso, 
para que el asfalto cubra tus caminos
para regresar abrazar tu eucalipto
saludar a tus eternos centinelas:
 Huancash y Chontahirca
y gritar: ¡felicidades Novia de los Andes!
por tus 59 años de provincia. 



LIX ANIVERSARIO DE LA PROVINCIA MARISCAL LUZURIAGA

(PISCOBAMBA)

Por Juan Rodríguez Jara

El inolvidable jueves 12 de enero de 1956, el General Manuel A. Odría firmó la Ley No. 12141, que crea la Provincia de Mariscal Luzuriaga con su capital la muy generosa ciudad de Piscobamba, tres veces coronada Villa. Y este año cumple sus 56 años de su reivindicación provincial.

Esta Provincia se encuentra ubicada en la zona oriental andina de Ancash, entre la Cordillera Blanca y el serpenteante río Marañón, sus primeros pobladores fueron los valientes y aguerridos Pishqupanpas conquistando y domando la naturaleza para desarrollar la civilización pre colombina, más fuerte de ésta zona; resistió al sometimiento incaico, manteniendo la prestancia de su población; convirtiéndose en el cacicazgo mas importante e incorporado al Tahuantinsuyo hacia 1464 bajo el reinado de Pachacútec. Siendo un tambo en el camino imperial de la Sierra. Según Miguel de Estete y Pedro de Cieza León, el 5 de abril de 1533 Hernando Pizarro y sus 14 jinetes llegaron a Piscobamba, en su viaje de vuelta del Cuzco.

En el virreinato, fue cabeza del corregimiento de Conchucos, el 24 de noviembre de 1594 en la ciudad de Piscobamba se realiza el 8vo Sínodo Diocesano presidido por Santo Toribio de Mogrovejo, con la concurrencia de 102 sacerdotes religiosos. Piscobamba contaba por entonces con un convento y una Iglesia principal o catedral, las capillas de La Merced y de la Soledad, que por la indiferencia de los sacerdotes y autoridades de la ciudad, de la década de 1930 al de 1940 se han desaparecido, ahora San Pedro y San Pablo cuidan del eucalipto desde una iglesia chica lejos de su realidad.




PISCOBAMBA

Pueblo aguerrido del Ande oriental ancashino,
fuiste capital de la gran nación Pishqupanpa,
resististe la entrada del Inca Capac Yupanqui.
Escribiendo la gran Epopeya de Matara.

Alojaste al íbero pasajero Hernando Pizarro,
con la hospitalidad del Cacique Tahuani,
alzaron una iglesia: San Pedro y San Pablo
con su retablo de pan de oro europeo.

Campana fundida en Caullín por portugueses,
repicó para el octavo Sínodo Diocesano,
Presidido por Santo Toribio de Mogrovejo,
atando la fe de Piscobamba dudosa.

El tiempo, con la indiferencia de convenidos
estimuló la caída de la Catedral Iglesia,
también las otras: La Merced y Soledad
callaron joyas y cirios.

Ahora, comenzarás nuevamente a levantarte,
tu gran pasado todos lo están olvidando,
duermen tus piedras labradas, olvidadas,
cerca tu eucalipto que expulsó el hacha mortal.

El 12 de enero de 1956, frente a los Andes, en Piscobamba, líder de los señoríos alto andinos, jubilosamente repicaron las campanas y, más aún la gran María Angola, fabricada en Caullín – Pumpa, por la pericia de los portugueses en 1615. Que pendía de la única torre aún con vida de la iglesia colonial. Segundos antes a través del teléfono vibró la noticia anunciando la promulgación de la esperada Ley de creación; se hizo realidad la justa aspiración de rescatar su sitial histórico, rebajado y marginado por la República e intereses foráneos.

Octavio Apéstegui, trabajador de la Oficina de Correos, fue el que recibió el mensaje y esparció la feliz noticia de la creación provincial, subimos al campanario y llamamos a la población con el tañido de nuestra campana, el pueblo se reunió en la Plaza Principal de Piscobamba, convocado además por los pregoneros y llamado por altavoces. Con acompañamiento de varias roncadoras armonizadas por Julio Romero, Máximo Vega y Máximo Cóndor, con las damas llevando flores, con traquidos de cohetes que danzaban en el cielo azul y majestuoso, empezó a celebrarse la fiesta, que brillaba de alegría, por la recuperación del antiguo escalón político y administrativo, llovían abrazos, lágrimas y felicitaciones, hasta el viejo eucalipto de la plaza aplaudía, el Huascarán sonría y el cerro Chontajirca elevaba una plegaria al cielo, a Dios y a la justicia, la lluvia de cuaresma se detuvo para no apagar ese calor de mis paisanos.

El Alcalde distrital, Alfonso Murga del Río, miembros de su Concejo, el párroco Felipe E. Domínguez, profesores, comerciantes, artesanos, campesinos, chicos y grandes, como un puño, entre vivas, dieron un recorrido emocionado por las calles de la ciudad. Menudearon los discursos del Alcalde, Felipe E. Domínguez, Profesores Raúl Rodríguez y Julio Villanueva Delgado. Luego se dirigieron hacía la campiña de Huarin donde estaba la finca que pertenecía al gestor Marcelino Ocaña Valverde, al lado de la finca estaba el dichoso aliso plantado por Ocaña; en su punta se izó el pendón bicolor. Marcelino, hombre sencillo, silencioso pero querendón de su tierra, lucho indesmayablemente hasta conseguir la provincialización de Piscobamba, en la gesta también estuvieron Próspero Salas Aranda, digno miembro de la policía de Investigaciones del Perú, quien no cejó hasta coronar su sueño juvenil: Piscobamba, provincia. El tercero que integró la noble causa fue don Daniel Huerta Sotomayor, quienes quedarán eternamente impregnados en la memoria de los Piscobambinos y grabados en todas las colinas de la “Novia de los andes” como se le conoce a Piscobamba.



TIERRA MÍA

Permíteme soñar tus saúcos y eucaliptos
Inolvidable rincón del Perú querido.
Siento, estando lejos hacerme llorar
como a un niño fuera de su hogar.
oh! tu caricia matinal y crepuscular
bendecida por Santo Toribio,
ausente de mí, alivian mi caminar.
Mientras recorra el mundo
burlaré al tiempo y el quehacer,
así, podré de lejos sentirte.
Y pueda juntar tus cruces.

La historia señala que el señor Diputado por Junín don Moisés Álvarez Amarillo presentó el proyecto a la Cámara de Diputados el 18 de octubre de 1955 con el nombre de la Provincia: Generalísimo José de San Martin, visto por la Comisión de Demarcación en forma favorable, viéndose en la quincuagésima sexta sesión de la Cámara de Diputados, después de un debate es aprobado.

La Cámara de Senadores en su 49ª sesión ordinaria somete a debate el proyecto, donde el Senador por Lima, Sr. López de la Torre, manifiesta: "ya tenemos un departamento y una provincia con el nombre del Generalísimo San Martin, por su parte el Senador por Loreto Sr. Casagrandi propone que se llame Provincia de Piscobamba su capital Piscobamba. Por su parte el Senador Saona Presidente de la Comisión de Demarcación Territorial del Senado, propone que la denominación del nombre sea de una persona notable del Departamento de Ancash".

El senador por Ica Sr. Jordán Cánepa dijo: "Yo en esta oportunidad me permito a sugerir que el nombre que se le dé a esta nueva provincia sea el del Mariscal Luzuriaga. El Mariscal Luzuriaga fue uno de los Generales que acompañó a San Martin durante la ge3sta de la independencia nacional. Llegó con San Martín en la expedición que desembarcó en la Bahía de Paracas el 8 de setiembre de 1820, y todos sabemos la forma cómo actuó con las tropas que acompañaron a San Martin en esta expedición. De esta manera este Ancashino, uno de los héroes de la Patria, podría ser recordado con el nombre de esta provincia".

El senador Sr. Saona.- "Teniendo en cuenta la exposición que ha hecho el señor Senador por Ica, doctor Jordán Cánepa y haciendo honor a los méritos de la historia del Perú, el Presidente acepta, por la comisión de Demarcación Territorial, la denominación de Mariscal Luzuriaga propuesta por el señor Senador por Ica". Sometido a votación fue aprobado.



http://4.bp.blogspot.com/-XbBWjWhcXGw/Tbq8xMhfqXI/AAAAAAAAju4/_G1iq5nnTfQ/s1600/Piscobambajulago2008244.jpg

PISCOBAMBA


Pueblo querido y generoso,
los años también te golpearon
en tus caminos
las chilcas y chinchos
se marchitaron
en tus acequias el agua se secaron
en tus cercos ya no viven
mi rayan antiguo.

Tus sonrisas con los zorzales
desaparecieron
los pastos verdean
los caminos solo en lluvia.
la antigua chacra de maizales,
abandonado los dejaron
ante la indiferencia del viajero.

De las jalcas las aguas
ya no llegarán
Por unos tubos se los llevaron
Para lavar la tierra en su rincón
Envenenando los riachuelos
Que hoy lloran.
Las palomas ya no hacen nidos
No encuentran amores.

Así nació la nueva provincia hace 59 años, los hijos les debemos mucha gratitud a sus gestores, a la tierra que nos dio vida y fortaleza, sin embargo callamos en nuestro rincón viendo lejos a esta tierra mía. Expreso mi eterna gratitud a Prospero Salas Aranda, Marcelino Ocaña Meléndez y Daniel Huerta Sotomayor, rindo mi homenaje a todos los Piscobambinos por haber escogido esa tierra para disfrutar la vida.

Sin embargo muchos se olvidan de dar un granito de esfuerzo para su progreso, se acuerdan solamente cuando las avellanas dialogan en el cielo, cuando las chichas corren de mano en mano, las roncadoras llaman al zapateo y se luce el chimaiche en cada reunión. Mañana todos celebraran en la tierra serrana y en Lima, el Club Piscobamba se anima a festejar en su lindísimo local; pero los pastores, agricultores y viajeros tal vez ni se acuerdan.


Elmer Neyra Valverde

Piscobamba se enorgullece de tener su Libro de Oro, editado en 2007, bajo la batuta del catedrático y Piscobambino neto Elmer Neyra Valverde, a pesar de las controversias y oposición de ingratos se llegó a entregar a eternidad este libro que me ha servido como fuente para el presente trabajo. Los otros libros de oro de Ancash son de Yungay y Pomabamba, ojalá las 17 provincias restantes también se animen de contar con una fuente de consulta y conocimiento.

Fuente:

Por Juan Rodríguez Jara

Escritor y poeta piscobambino.

WET - COMO QUIEN PIERDE UNA ESTRELLA

WET - EL VIENTO DEL OTOÑO ES ASÍ

WET - NO PUEDO ARRANCARTE DE MÍ

WET - BUENOS DÍAS TRISTEZA

WET - DÓNDE ESTARÁ MIPRIMAVERA

WET - LUNA DE MIEL

WET - APAGA LA UZ

WET - DONDE ESTÉS

WET - ADAMO

WET - QUIERO APRENDER DE MEMORIA

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

Oswaldo Pardo Loarte

La casa vieja - Nieves Alvarado

Hualín Aldave Palacios

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA

ANANAU - ALBORADA

BANDA DE MANGAS

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

Chiquián - Marco Calderón Ríos

BANDA DE LLIPA

SECRETO AMOR