lunes, 29 de abril de 2013

EL ZORRO Y LA VIZCACHA (FÁBULA) - POR NORKA BRÍOS RAMOS (SAN MIGUEL DE CORPANQUI - ÁNCASH)

.
 

EL ZORRO Y LA VIZCACHA

Por Norka Bríos Ramos 


“La fábula vive en las hondonadas, los llanos y las montañas;
en la sombra y la aurora; en el silencio y el grito…”.
 
 Aralba 

Inaugurando un nuevo amanecer en Corpanqui, el Sol asoma por los picachos del Huayhuash. Al caer la tarde se ocultará tras el cerro  Wawanmargaraq, en cuyas entrañas viven cientos de vizcachas.

Cerro Wawanmargaraq - Foto: Manuel Nieves

 .
Estos roedores salen de sus pétreas madrigueras a recibir los rayos solares mientras limpian con recelo sus largos bigotes. La más jovencita está sentada al final del peñasco, lejos del grupo. De pronto, un zorro flaco agazapado bajo una cornisa acerada que sostiene una piedra ovalada, le dice muy bajito, casi susurrando:

- Hola vizcachita, veo que te gusta tomar baños solares, sola, solita como la "andarita" de Luis Pardo. Ha valido la pena esperar un mes, pues la última vez que te vi estabas muy pequeña. Hoy, después de dos días de obligado ayuno, serás un rico bocado.

La asustada vzcachita abrió sus redondos ojazos, reconociendo al zorro del que logró escabullirse atravesando una estrecha grieta, pero ahora está más grande y no podrá escapar. A la distancia escucha cantar al agorero tucu. “Alguien va a morir, y no seré yo, sino el zorro”, piensa, y armándose de valor habla con tono pausado:

- Señor Zorrito, por qué me quiere comer si todavía estoy pequeña. Abajo está durmiendo una oveja gorda, ella sí saciará su hambre (le dice señalando un cactus blanco en forma de oveja). Usted por lo empinado del abismo no puede llegar hasta ella, en cambio yo puedo arrearla hasta el inicio de la pendiente, donde la tendrá a su alcance.
.

Cactus en forma de oveja - Foto: ANI

 
- Está bien vizcachita, anda y cumple lo ofrecido a cambio de tu vida; además, no hay manera de que huyas.

- Ve Señor Zorrito, estamos de suerte, abajo sigue durmiendo plácidamente la oveja. Será tarea fácil, no defraudaré su confianza. Se lo prometo.

Seducido por las palabras finales, el carnicero mira hacia la “oveja”, descuido que aprovecha la vizcacha para trepar veloz y empujar la piedra ovalada que está sobre la cornisa, hiriendo de muerte al zorro.

MORALEJA:

En momentos de crisis no es bueno desesperarse, sino hacer de tripas corazon y serenarse, pues siempre hay alternativas que ayudan a solucionar los problemas, por más astuto que sea el rival. 

.

 Entrada a Corpanqui, tierra del rico queso - Foto: Daniele Abba

NIEVES ALVARADO

RITMO ANDINO DE HUASTA

NIÑA - DUO ANTOLOGÍA

ANANAU - ALBORADA

BANDA DE MANGAS

BANDA DE LLIPA

SECRETO AMOR

LUIS PARDO, EN LA VOZ DE CARLOS ORO

ORQUESTA RITMO ANDINO DE HUASTA

CHIQUIÁN - BELLEZA INCOMPARABLE

Oswaldo Pardo Loarte

La casa vieja - Nieves Alvarado

Chiquián - Marco Calderón Ríos

Hualín Aldave Palacios